El ELS acusa a Hezbolá de ocupar ocho localidades sirias situadas cerca de la frontera con Líbano

 

El ELS acusa a Hezbolá de ocupar ocho localidades sirias situadas cerca de la frontera con Líbano

Actualizado 01/03/2013 9:13:25 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ejército Libre Sirio (ELS) ha acusado este jueves al partido-milicia chií libanés Hezbolá de ocupar un total de ocho localidades sirias ubicadas cerca de la frontera entre ambos países y ha prometido que "recuperará el control" de dichas ciudades "cueste lo que cueste".

"Esas ciudades son sirias. En ellas viven suníes, chiíes, alauíes y cristianos, y solo hay presencia de ciudadanos libaneses en dos localidades chiíes", ha dicho Fahd al Masri, uno de los miembros del gabinete de comunicación del ELS.

"Hezbolá está muy involucrado en el derramamiento de sangre en Siria", ha dicho Al Masri, quien ha especificado que la mayoría de las muertes en los últimos días "están teniendo lugar en los alrededores de Damasco", según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Las declaraciones del ELS se han producido apenas un día después de que el secretario general de Hezbolá, Hasán Nasralá, denunciara la existencia de una campaña armada destinada a desplazar a las personas que residen en las localidades fronterizas entre Líbano y Siria, al tiempo que recalcó que las mismas únicamente se defienden ante estos ataques.

En este sentido, Nasralá acusó a "clérigos suníes" de "adoptar una escalada retórica" contra su formación, al tiempo que ha rechazado que la misma vaya a arrastrar a Hezbolá al conflicto en Siria. En las últimas semanas se han publicado múltiples informaciones sobre la presencia de combatientes del ala militar del partido en el país árabe, si bien la formación lo ha desmentido en reiteradas ocasiones.

"Hay partes que están azuzando los enfrentamientos sectarios, especialmente entre suníes y chiíes, de una forma acelerada", argumentó. "¿Esta incitación se basa en realidades o en sueños?", se preguntó el líder del partido-milicia libanés.

"Si está basado en realidades, sentémonos y hablemos de ello para solucionar el problema, pero si está basado en sueños, dejadnos saber quién busca la sedición en el país", apuntó. "Se necesita gente sabia que intervenga para reconciliar a las partes enfrentadas", añadió.

En todo caso, Nasralá subrayó que los residentes en las poblaciones fronterizas "tienen derecho a defenderse", si bien pidió que no lleven a cabo "acciones de ataque contra nadie".

INCREMENTO DE LAS TENSIONES

Las palabras de Nasralá llegaron en un momento de tensión entre la formación islamista y el ELS tras la muerte de al menos doce rebeldes sirios y tres miembros de Hezbolá en el marco de intensos combates en el lado sirio de la frontera.

En las últimas semanas, el ELS ha formulado reiteradas advertencias y amenazas contra Hezbolá, llegando el portavoz del grupo rebelde, Louay al Mokdad, a dar a la formación islamista un ultimátum de 48 horas para detener sus presuntas operaciones en Siria, amenazando con responder militarmente a las fuentes de fuego en el interior de Líbano.

Sin embargo, la confusión surgió horas después cuando Fahd al Masri, portavoz del Comando Conjunto del ELS, negó la existencia de todo vínculo entre la formación y el comunicado.

Pese a ello, la semana pasada fallecieron tres miembros de Hezbolá a consecuencia de un ataque ejecutado por miembros del Frente al Nusra, una milicia siria que mantiene vínculos con la organización terrorista Al Qaeda, en una localidad libanesa ubicada en la frontera entre ambos países.

Poco después, el comandante general del ELS, Salim Idriss, criticó duramente al secretario general de Hezbolá, Hassan Nasralá, al que describió como "un criminal" y como "el líder de la 'shabbiha' --fuerza paramilitar siria--, antes de advertir que en grupo "sabe cómo llegar" a él.

"El asesino no pertenece a una religión, secta o nacionalidad, y todo asesino será asesinado en algún momento", dijo Idriss. "Tu era prácticamente ha terminado. Todo aquel que se atreva a atacar a nuestra gente y nuestra tierra pagará un alto precio", agregó.

El martes, el exsecretario general de Hezbolá Sobhi Tfaili criticó duramente la participación de combatientes de la formación en el conflicto armado en Siria y señaló que los que mueran en el marco del mismo "irán al infierno y no serán considerados mártires".

"Los miembros de Hezbolá que maten niños, aterroricen a la gente y destruyan casas en Siria no serán mártires y terminarán en el infierno", dijo. Por ello, hizo al partido responsable de todas las muertes de ciudadanos chiíes en el país, al tiempo que destacó que "el enemigo israelí" es el primer beneficiado por el conflicto.

El miércoles, el propio Idriss destacó que el grupo no busca iniciar una confrontación militar con Hezbolá, pero que responderá a todo ataque lanzado por la formación islamista.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies