El ELS asegura que combatientes de Hezbolá se han infiltrado en Idleb y Alepo

Actualizado 27/04/2013 7:32:37 CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ejército Libre Sirio (ELS), que aglutina a gran parte de los grupos armados que combaten contra las fuerzas de seguridad del país árabe, ha asegurado este viernes que combatientes del partido-milicia chií libanés Hezbolá se han infiltrado en las provincias de Idleb y Alepo.

El 'número dos' del Estado Mayor del ELS en Homs (centro), el coronel Faté Hasun, ha afirmado que el Ejército sirio está ejecutando bombardeos contra determinadas zonas para ayudar a camuflarse a los miembros de Hezbolá, según ha informado la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.

En base a estas informaciones, los milicianos de Hezbolá se habrían desplazado a Idleb y Alepo desde la localidad de Qusair, que ha sido uno de los focos de enfrentamientos entre los rebeldes y las fuerzas regulares del presidente sirio, Bashar al Assad, en las últimas semanas, debido a su importancia estratégica en el marco del conflicto.

Hezbolá ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto y por la introducción de reformas democráticas en el país.

El lunes, el vicepresidente del consejo ejecutivo del partido-milicia, Nabil Kauq, manifestó que la intervención de la formación en el conflicto sirio "es un deber nacional y moral para la defensa de los libaneses que residen en las localidades fronterizas".

Ese mismo día, dos clérigos suníes libaneses hicieron un llamamiento a la 'yihad' en Siria para combatir contra el Gobierno sirio y Hebzolá, si bien el miércoles el ELS rechazó dicho posicionamiento y se pronunció en contra de toda injerencia extranjera.

CRÍTICAS DE LA CNFORS Y EL ELS

También el lunes, el nuevo líder de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), George Sabra, reiteró la demanda de la formación al Gobierno libanés para que asegure la frontera y haga frente a las incursiones de miembros de Hezbolá.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres y una importante red de informantes en Siria, ha indicado en varias ocasiones en las últimas fechas que los soldados sirios están recibiendo ayuda de Hezbolá, una denuncia que ha sido formulada en reiteradas ocasiones por el ELS.

La semana pasada, el ELS acusó a Hezbolá de desplegar miles de combatientes en Damasco y en la frontera entre ambos países. El portavoz del Estado Mayor Conjunto del ELS, Abdul Hamid Zakaria, apuntó que más de 2.000 integrantes de la formación combaten junto a las fuerzas de seguridad en Damasco y que alrededor de 3.500 se encuentran en la frontera.

En respuesta, el presidente libanés pidió a todas las facciones políticas del país que mantengan su compromiso con la Declaración de Baabda, en la que se acordó que el país mantendría una política de disociación en los conflictos regionales, al tiempo que solicitó a Naciones Unidas y a la Liga Árabe que protejan Líbano de las repercusiones de la crisis.