El embajador británico trasmite "un mensaje de tranquilidad" a los españoles en Reino Unido ante el Brexit

El embajador de Reino Unido en España, Simon Manley
EUROPA PRESS
Publicado 27/09/2017 13:23:23CET

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El embajador británico en España, Simon Manley, ha transmitido este miércoles un "mensaje de tranquilidad" a la población española residente en Reino Unido ante el próximo proceso de salida de la Unión Europea, al tiempo que ha subrayado que su país "sale de la UE pero no de Europa".

En una rueda de prensa en la sede de la legación diplomática en Madrid, Manley ha destacado que la relación entre Reino Unido y la Unión Europea continuará siendo lo más estrecha posible. "Salimos de la Unión Europea pero no de Europa", ha asegurado. "Queremos mantener una relación lo más abierta y parecida posible a la que tenemos actualmente con nuestros socios europeos", ha añadido.

Por su parte, el consejero político de la Embajada, Simon Fairwright, ha dicho que la relación entre la UE y Reino Unido está basada en una serie de "valores comunes" que "no están condicionados al resultado de las negociaciones con el bloque europeo". "Vamos a mantener nuestra relación con la UE, simplemente son los medios de nuestra cooperación lo que va a cambiar", ha explicado.

"NO ES SÓLO LA POSTURA DE MAY"

El embajador británico en España ha defendido el discurso que dio la semana pasada en Florencia (Italia) la primera ministra británica, Theresa May, frente a quienes sostienen que cambiará su postura sobre el Brexit cuando se acerque su materialización. "Esta postura no es sólo la posición de May, es la posición del Gobierno británico al completo", ha asegurado.

"El discurso de May ha sido un paso muy importante, ya que tenemos la obligación como país de dar una visión más clara de lo que esperamos en las negociaciones a partir de ahora. Ahora estamos centrados en mirar hacia el futuro, hacia cómo va a ser nuestra relación futura con la UE una vez nos separemos", ha explicado Manley.

Uno de los puntos claves del discurso de la 'premier' británica fue la propuesta de "un periodo de transición" de dos años a partir de la culminación de la salida de Reino Unido del bloque europeo en marzo de 2019, durante el que el país seguiría sometido a la normativa de la Unión Europea.

"La duración de este periodo estaría simplemente determinada por el tiempo que tardáramos en poner en práctica los nuevos procesos y sistemas", aseguró la primera ministra durante su comparecencia en la ciudad italiana de Florencia.

Entre estos "nuevos sistemas" se encontraría una nueva política migratoria cuya adopción "va a llevar su tiempo", durante el cual la gente podrá seguir viviendo y trabajando en Reino Unido, tras un proceso de registro previo.

En su comparecencia ante la prensa, Manley ha transmitido "un mensaje de tranquilidad" a todos los españoles residentes en Reino Unido. "Queremos dar ante todo certidumbre a los ciudadanos europeos", ha recalcado.

"Estamos muy orgullosos de todos los españoles que viven en Reino Unido, independientemente de su cualificación, y de su contribución a nuestro país y queremos que se queden", ha garantizado. Por ello, según ha asegurado, el Gobierno británico va a trabajar con sus socios europeos para garantizar los derechos de los ciudadanos de la UE en Reino Unido.

No obstante, ha especificado que el Gobierno británico pretende crear una suerte de registro de extranjeros residentes en Reino Unido, con el objetivo de reforzar el control sobre sus fronteras. "Queremos asegurarnos de que los ciudadanos de la UE que viven en nuestro país cuentan con acceso a todos nuestros servicios, pero también queremos que tengan una prueba de que son europeos", ha apuntado.

Manley ha hecho especial hincapié en que la vida de los más de 100.000 españoles que viven en Reino Unido se verá lo menos afectada posible por el Brexit aunque no ha aclarado la situación que tendrán aquellos que deseen trasladarse al país tras su salida de la UE.

"Todavía estamos ultimando los detalles en ese aspecto, ya que tenemos que consultar a diversos sectores en Reino Unido para saber qué opinan", ha subrayado. "Es nuestro interés como país atraer al talento de fuera, por lo que queremos que el proceso de separación y los trámites que tengan que seguir sean lo más sencillo posible", ha concluido.