El embajador de Ecuador sostiene que las preguntas del referéndum "no tienen una dedicatoria especial"

Simpatizantes del ex presidente ecuatoriano Rafael Correa
REUTERS / STRINGER .
Publicado 16/01/2018 19:20:25CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Ecuador en España, Cristóbal Roldán, ha sostenido este martes que las preguntas que se plantearán en el referéndum previsto para el 4 de febrero "no tienen una dedicatoria especial", a pesar de que dos de las mismas podrían afectar al futuro político del ex presidente Rafael Correa y sus aliados más cercanos.

El nuevo Gobierno de Lenín Moreno planteará siete preguntas a los ecuatorianos --incluidos los residentes en el extranjero--, entre las que destaca la que propone enmendar la Constitución "para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo (...) dejando sin efecto la reelección indefinida".

Esta pregunta ha sido interpretada como un freno a la influencia de Correa, ya que, si se aplica con carácter retroactivo, impedirá que el líder izquierdista, que ha estado diez años en el poder con tres mandatos que culminaron el pasado 24 de mayo, regrese al Palacio de Carondelet.

Interrogado sobre este asunto, en un encuentro con la prensa celebrado en la Embajada en Madrid, Roldán se ha limitado a subrayar que "la pregunta no tiene una dedicatoria esencial". "Habla en general, para todos los ecuatorianos", ha contestado.

El jefe de la misión diplomática sí ha precisado que, dado que la enmienda constitucional planteada solo permite una reelección, de aprobarse habría un máximo legal de ocho años de Gobierno, es decir, dos mandatos, ya sean consecutivos o en periodos alternos.

Otra de las cuestiones delicadas es la que propone enmendar la Constitución "para que se sancione a toda persona condenada por actos de corrupción con su inhabilidad para participar en la vida política del país y con la pérdida de sus bienes".

Esta sanción podría aplicarse al ya ex vicepresidente Jorge Glas, que compitió junto a Moreno en las últimas elecciones presidenciales de Ecuador y, sin embargo, en los primeros meses de Gobierno se convirtió en el símbolo del enfrentamiento entre Correa y el que fuera su delfín, Moreno.

Glas fue condenado en diciembre a seis años de cárcel por el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht y en enero, cuando superó el máximo de 90 días durante los cuales podía mantener el cargo desde la cárcel, fue cesado. Moreno le había despojado de todas sus facultades pero no pudo destituirle porque fue elegido en las urnas.

Roldán tampoco ha despejado en este caso la incógnita de si las nuevas sanciones por corrupción podrían afectar a Glas. La función del Gobierno es "precautelar" el "bien común", ha dicho, incidiendo en que la corrupción es una lacra que afecta a Ecuador y a toda la región y que se debe combatir.

PROTECCIÓN AL MEDIO AMBIENTE

Por otro lado, ha puesto de relieve que dos preguntas van dirigidas a proteger el medio ambiente: una para limitar la explotación petrolera en el Parque Nacional Yasuní desde las 1.030 hectáreas actuales a 300 y a aumentar la zona protegida "en al menos 50.000 hectáreas"; y otra para prohibir la "minería metálica" en "áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos".

La cuestión relativa a Yasuní supone asimismo dar marcha atrás en la política económica de la Administración Correa, que, en contra de sectores oficialistas y de las comunidades indígenas, dio luz verde a la explotación de hidrocarburos en uno de los principales pulmones del país.

"Moreno nació en la Amazonía y es un amante de la Amazonía", ha enfatizado Roldán. Por ello, ha explicado, el presidente pretende limitar las operaciones de hidrocarburos en Yasuní, si bien las licencias de explotación que ya se han concedido se respetarán hasta que expiren, ha apostillado.

Además, el Gobierno preguntará a los ecuatorianos si desean derogar la conocida como 'Ley de la Plusvalía' "para evitar la especulación sobre el valor de las tierras y la fijación de tributos" y si están de acuerdo con enmendar la Constitución para "reestructurar" el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social".

VOTACIÓN EN ESPAÑA

Roldán ha animado a los ecuatorianos que residen en España a participar en el referéndum para continuar en las urnas con el diálogo que ha puesto en marcha el Gobierno de Moreno, incluso con "los sectores más opositores".

Un total de 176.207 ecuatorianos podrán votar en España --el voto es voluntario para los residentes en el extranjero-- en los 19 recintos electorales que el Consejo Nacional Electoral (CNE) habilitará en las ciudades donde se concentra el 95 por ciento de esta comunidad de inmigrantes, entre ellas Madrid y Barcelona.

La jornada electoral arrancará a las 7.00 y concluirá a las 17.00 horas. Roldán ha invitado a los ecuatorianos a "votar pronto" porque el horario se cumplirá escrupulosamente. Para poder sufragar, los ecuatorianos tendrán que llevar su cédula de identidad nacional o pasaporte, aunque estén caducados, ya que el DNI español no servirá a este efecto.