El embajador de EEUU ante la UE dice que Trump no podrá hacer "muchas" cosas que ha dicho si gana

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El embajador de EEUU ante la UE dice que Trump no podrá hacer "muchas" cosas que ha dicho si gana

Publicado 08/11/2016 17:13:19CET

Se muestran convencido de que concluir el acuerdo comercial entre la UE y EEUU es posible con Clinton

BRUSELAS, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El embajador estadounidense ante la Unión Europea, Anthony Gardner, ha reconocido que "la lucha contra el populismo y la demagogia será uno de los desafíos decisivos por delante" y ha confiado en que si gana el candidato republicano, Donald Trump, no podrá hacer "muchas" de las cosas que ha dicho por el sistema de contrapoderes en Estados Unidos.

"La relación trasatlántica es esencial, es la relación esencial para garantizar la estabilidad global, la seguridad y la prosperidad" en los años venideros, ha avisado el diplomático estadounidense durante una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara, en la que ha ironizado con que puede ser su "última" comparecencia "dependiendo de lo que ocurra esta noche", en alusión a si gana Trump.

Al ser preguntado cómo es posible que una persona como Trump haya podido llegar tan lejos en la carrera presidencial, Gardner ha reconocido que "claramente" parte de la población "siente que el sistema les manipula, por utilizar el término que usan muchos de los seguidores de Donald Trump", y se necesita "más justicia", tal y como reivindicó Bernie Sanders, el contendiente de la candidata demócrata, Hillary Clinton, en las primarias.

"La lucha contra el populismo y la demagogia será uno de los desafíos decisivos que tenemos por delante", ha admitido el diplomático estadounidense, que ha incidido en que la importancia de las elecciones estadounidenses de este martes "no puede ser subestimada", dados "los enormes desafíos" a los que se enfrentan Estados Unidos y Europa, desde "la agresión rusa al este" hasta "la crisis de refugiados actual" en el sur de Europa, que requieren "enfoques coordinados comunes" a ambos lados del Atlántico.

Gardner ha avisado en cualquier caso de que si se materializaran algunas de las propuestas del candidato republicano en campaña como la autorización de la tortura en la lucha contra el terrorismo o el muro en la frontera con México "tendrían un impacto enorme" y ha confiado en que no se puedan llevar a cabo por el sistema de contrapoderes en Estados Unidos.

"Hay una larga lista de cosas que Donald Trump ha dicho que hará pero quizá no pueda hacerlas por nuestra Constitución, por el Congreso, por nuestras leyes. Piensen en sus posiciones sobre la tortura o el muro con México" o que vea aceptable que "algunos países en Asia tengan armas nucleares", ha subrayado. "Si cualquiera de estas cosas se hicieran realidad, tendría un impacto enorme", ha alertado.

TTIP

"Seguimos comprometidos en negociar un acuerdo de TTIP ambicioso", ha asegurado el diplomático estadounidense en alusión al polémico acuerdo de libre comercio que negocian la UE y Estados Unidos y se ha mostrado convencido de que las negociaciones avanzan de manera que permitiría "a la próxima Administración llegar a un acuerdo final".

Gardner ha considerado que "bajo una Administración de Hillary Clinton" el Gobierno de Washington seguiría adelante negociando la incorporación de un tribunal de arbitraje para resolver disputas entre Estados e inversores privados en el acuerdo, a pesar de la "fuerte oposición hoy en Europa" a esta idea, como se ha podido ver en el caso del acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá. "Es demasiado pronto para decir si continuaremos (con el ISDS). Creo que continuaremos bajo una Administración de Clinton", ha explicado.

'BREXIT '

El diplomático estadounidense ha insistido en que "Estados Unidos y la Unión Europea son socios esenciales en un mundo turbulento" como el actual y ha dejado claro que "Estados Unidos necesitará una Unión Europea, fuerte, unida, con independencia de quien se siente en la Casa Blanca".

Así, ha incidido en el interés de la Administración estadounidense en que las negociaciones para la salida de Reino Unido del bloque sean "lo más empresarial, justas y rápidas como sea posible" y en que las relaciones futuras sean "lo más estrechas y de cooperación posible" y ha pedido al resto de países de la UE que den al Gobierno de Theresa May "espacio y tiempo" para determinar su objetivos de negociación.

"Un 'Brexit' duro, sin orden, sería extremadamente negativo para todos, incluido para la política exterior de Estados Unidos y sus intereses empresariales", ha reconocido, admitiendo que Washington teme que el 'Brexit' perjudique en asuntos como el mantenimiento de las sanciones de la UE contra Rusia por la crisis en Ucrania, aunque ha rechazado que el bloque levante parcialmente las sanciones a Rusia a cambio de un cumplimiento parcial del acuerdo de Minsk.

También ha revelado que "poco después del voto sobre el 'Brexit'" recibió "varias llamadas de alto nivel de la Comisión Europea" para pedirle que "radiara confianza en el futuro de la Unión Europea". "Me pregunté por qué no había más funcionarios de la UE y líderes nacionales radiando confianza en lugar de competir con el otro en profecías malditas", ha ironizado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies