El embajador de Rusia ante la ONU insta a su homóloga de EEUU a abstenerse de "llevar a cabo acciones contra Siria"

Publicado 11/04/2018 1:19:40CET

NACIONES UNIDAS, 11 Abr. (Reuters/EP) -

El embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, ha instado a su homóloga estadounidense, Nikki Haley, a abstenerse de "cualquier acción que tuviera prevista contra Siria por el presunto ataque químico" registrado el 7 de abril en la localidad de Duma, en la región de Ghuta Oriental.

"Las amenazas que suponen las acusaciones contra Siria nos preocupan porque podríamos encontrarnos al borde de una serie de eventos muy tristes y serios", ha indicado Nebenzia a la representante de Estados Unidos.

En este sentido, ha pedido "una vez más, que se abstengan de poner en marcha los planes que tengan en mente" contra Damasco. Los comentarios del embajador ruso han tenido lugar después de que el tercer borrador de resolución sobre ataques con armas químicas en Siria fracasara en el sendo del Consejo de Seguridad de la ONU.

Este mismo martes, Rusia ha vetado en el Consejo de Seguridad un proyecto de resolución preparado por Estados Unidos para crear un nuevo organismo de investigación para determinar responsabilidades en los ataques químicos en Siria.

Según las informaciones recogidas por la agencia rusa de noticias Sputnik, la votación se ha saldado con doce votos a favor, dos en contra --Rusia y Bolivia-- y una abstención, por parte de China.

Una resolución necesita nueve votos a favor y ningún veto por parte de Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido para ser aprobada.

El lunes, Haley aseguró que su país "respondería" al supuesto ataque químico de Duma haya o no resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. "Ha llegado un momento en el que el mundo debe ver justicia. La Historia registrará este como el momento en el que el Consejo de Seguridad o bien cumple con su deber o demuestra que es un total y absoluto fracaso a la hora de proteger al pueblo de Siria. Sea como sea, Estados Unidos responderá", afirmó.

Los cascos blancos y los insurgentes aseguran que han muerto entre 50 y 70 personas por un ataque químico al que responsabilizan al Gobierno sirio y han difundido crudas imágenes de los afectados. Sin embargo, Siria niega este ataque y Rusia apoya su versión con el testimonio de médicos desplazados a la zona que aseguran que no han detectado síntomas de ataque químico.

Contador