El embajador ruso ante la OTAN asegura que la reestructuración de mando de la Alianza buscar hacer frente a Moscú

Contador
El embajador de Rusia ante la OTAN, Alexander Grushko
REUTERS/SERGEI KARPUJIN
Publicado 10/11/2017 2:17:10CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El embajador ruso ante la OTAN, Alexander Grushkó, ha aseverado este jueves que los esfuerzos de la Alianza por adaptar su estructura de mando tienen como objetivo hacer frente a Rusia y no únicamente la defensa colectiva de Europa, tal y como ha expresado el secretario general, Jens Stoltenberg.

"Aunque las medidas para adaptar las capacidades militares de la OTAN se explican por la necesidad de contrarrestar las amenazas en todos los frentes, no se puede ignorar que, por supuesto, estos esfuerzos buscan hacer frente a Rusia", ha indicado Grushkó.

Asimismo, ha señalado que las consecuencias de estos cambios dependerán de la decisión final que se tome a raíz de la sesión de ministros de Defensa de los países miembros de la OTAN, prevista para febrero de 2018, según ha recogido la agencia de noticias Sputnik.

"Sin embargo, hoy es obvio que, al elaborar esas decisiones y al considerar las opciones del incremento ulterior de la presencia militar de la Alianza, incluido en el flanco oriental, la OTAN sacó la inspiración de los planes de la Guerra Fría", ha destacado el representante ruso.

Los ministros de Defensa de la OTAN han dado luz verde este miércoles al refuerzo de la estructura de Mando y Control de la Alianza Atlántica con la creación de dos nuevos cuarteles generales para reforzar la protección de las líneas de comunicación marítima entre Norteamérica y Europa y otro encargado de facilitar los despliegues de refuerzos militares entre países en Europa.

La Alianza creará, además, dos nuevos cuarteles generales --un Mando Marítimo Atlántico y un Mando Logístico-- para facilitar el envío de fuerzas militares y equipos a Europa en caso necesario e integrar asimismo cibercapacidades en las operaciones y misiones de la Alianza Atlántica.

El número de efectivos y equipos con los que contarán los nuevos mandos, así como su ubicación exacta no se decidirá hasta febrero, han explicado fuentes aliadas.

"Nuestros mandos militares trabajarán ahora en los detalles y los resultados de su trabajo se presentará a los ministros de Defensa el próximo febrero", ha explicado Stoltenberg, que ha insistido en que la adaptación de la estructura de mando de la Alianza mejorará la capacidad de enviar refuerzos "rápida y eficazmente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies