El emir de Qatar destaca que la 'primavera árabe' obliga a los israelíes a alcanzar la paz

Actualizado 20/05/2013 23:27:50 CET

DOHA, 20 May. (Reuters/EP) -

El emir de Qatar, Hamad bin Jalifa al Thani, ha indicado este lunes que los levantamientos surgidos desde 2011 en diferentes países del norte de África y Oriente Próximo ha provocado que las sociedades árabes hayan conseguido presionar a Israel para alcanzar la paz con los palestinos.

"Siempre escuchamos en el pasado que las reformas tenían que esperar hasta que se alcanzase un acuerdo de paz en Israel, pero todo el mundo debe darse cuenta de que esa creencia es infundada tras las revueltas de la 'primavera árabe'", ha indicado Al Thani en una conferencia en Doha.

"La razón es que la 'primavera árabe' está colocando a Israel directamente en contra de los árabes, no sólo contra los dirigentes. Esta gente nunca más volverá a aceptar que las negociaciones son el objetivo último", ha manifestado. "Nuestra región no alcanzará la paz hasta que se resuelva el conflicto palestino", ha advertido el emir.

Al Thani ha solicitado la creación de un estado palestino con capital en Jerusalén. "Israel no debe perder esta oportunidad de buscar la paz. Israel debe retirarse a las fronteras de 1967, con un estado independiente con su capital en Jerusalén", ha manifestado.

Por otro lado, Al Thani ha destacado la importancia de la financiación qatarí de algunos gobiernos que llegaron al poder en las revueltas o el papel de la televisión qatarí Al Yazira en las protestas, al tiempo que ha criticado el papel de la comunidad internacional en el conflicto sirio por "quedarse mirando".

A pesar de su apoyo al aumento de libertades en la región, Qatar no celebra elecciones y no existe la libertad de expresión. El emir ha apoyado la puesta en marcha de reformas democráticas en su propio país. "Los ciudadanos piden reformas, mayor participación en la vida pública. Necesitamos escuchar lo que otros quieren decir y establecer un diálogo, antes que promover la violencia", ha comentado.

"El concepto de democracia significa mucho más que depositar un voto. Debemos cambiar de forma gradual mediante las reformas y el diálogo. Los cambios que se suceden muy rápido y no tienen en cuenta el complejo tejido social de las sociedades son muy peligrosos", ha añadido.