Enfrentamientos entre manifestantes y policías frente a la base del sistema THAAD en Corea del Sur

Manifestantes contrarios al sistema THAAD ante policías en Seongju
REUTERS / KIM HONG-JI
Publicado 12/04/2018 9:30:55CET

El Gobierno acepta retirar a los agentes tras llegar a un pacto con los manifestantes, que quería impedir el traslado de materiales

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía se han enfrentado este jueves a residentes y activistas en la entrada de la base militar que alberga el sistema de de defensa antimisiles THAAD en Seongju, en la provincia de Gyeongsang Norte, en el sur de Corea del Sur, según ha informado la agencia de noticias local Yonhap.

Los enfrentamientos se han registrado cuando las Fuerzas Armadas surcoreanas intentaban trasladar al interior de la base materiales de construcción y equipos del avanzado sistema de defensa antimisiles de fabricación estadounidense.

A la entrada de la base, cientos de activistas y residentes han intentado impedir el paso de los camiones que trasladaban los materiales y los agentes de la Policía han intervenido, dejando a varios de ellos heridos.

Finalmente, el Ministerio de Defensa Nacional ha alcanzado un pacto con los manifestantes para mantener un diálogo durante el fin de semana y se ha retirado a la Policía. En virtud de ese acuerdo, solo accederán a la base militar una decena de camiones para sacar de la base equipos pesados como excavadoras y montacargas que fueron usados en las primeras etapas de construcción del sistema de defensa antimisiles hace unos meses.

En el interior de la base hay desplegados más de 400 militares estadounidenses encargados de operar el sistema de defensa antimisiles, cuyo nombre oficial es Terminal de Defensa de Área de Gran Altitud (THAAD).

El Ministerio de Defensa Nacional surcoreano ha subrayado la necesidad de realizar trabajos en la base para mejorar las condiciones de vida de los militares allí destacados. "Actualmente las condiciones de las tropas son malas", ha explicado a la prensa la portavoz del Ministerio, Choi Hyun Soo. En concreto, ha mencionado que hay que reparar goteras y construir instalaciones de saneamiento.

A pesar de lo dicho por el Gobierno surcoreano, residentes locales y activistas progresistas temen que las Fuerzas Armadas estén intentando ampliar las instalaciones militares. Muchos residentes locales no quiere que la base del sistema THAAD esté en Seongju, una localidad emplazada a unos 300 kilómetros al sur de Seúl y que se caracterizaba por ser una zona tranquila con cosechas de melón.

Las Fuerzas Armadas surcoreanas han rechazado la propuesta de los manifestantes para permitir la entrada de un representante que supervisara la entrega de materiales en la base del sistema THAAD. "Las Fuerzas Armadas estadounidenses no lo han autorizado por motivos de seguridad. Sé que no se ha alcanzado un acuerdo", ha afirmado la portavoz del Ministerio de Defensa Nacional surcoreano.

En 2017, Estados Unidos instaló seis plataformas lanzadoras de misiles del sistema THAAD, junto a una potente estación de radar de banda X y una unidad de comunicaciones y control, en un intento por contrarrestar la amenaza nuclear y de misiles de Corea del Norte.

Contador