El enviado de la ONU para Yemen acusa a los partidarios del expresidente Salé de obstaculizar la reconciliación

Actualizado 17/12/2013 22:26:49 CET

DUBAI, 28 Nov. (Reuters/EP) -

El enviado de la ONU para Yemen, Jamal Benomar, ha acusado a miembros del gobierno del expresidente Alí Abdulá Salé de estar obstruyendo las conversaciones de reconciliación que buscan completar el acuerdo de transición y ha pedido apoyo internacional a la administración actual.

La Conferencia de Reconciliación Nacional, lanzada en marzo en el marco del acuerdo de traspaso de poder de 2011 que llevó al presidente Alí Abdulá Salé a abandonar el poder, se ha estado enfrentando a las reclamaciones de los separatistas del sur de restaurar Yemen del Sur, que se unió a Yemen del Norte en 1990.

Un grupo de separatistas del sur encabezado por Mohamed Alí Ahmed, un exministro del Interior, abandonó este miércoles las conversaciones, reduciendo las perspectivas de que la conferencia pueda elaborar una nueva constitución a tiempo para las elecciones, previstas inicialmente para febrero.

Benomar, que informó el miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación, ha dicho que el presidente interino, Abd-Rabbu Mansur Hadi, elegido por un periodo de dos años en 2012, debería seguir más tiempo en el cargo si la nueva carta magna no está lista para entonces.

Según ha dicho, hay un "campaña mediática bien financiada, continuada y maliciosa" que está perturbando las conversaciones impulsando la idea de que Hadi debe buscar un nuevo mandato o dejar el cargo en febrero. "Algunos elementos del antiguo régimen creen que pueden hacer retroceder el reloj", ha afirmado Benomar en un comunciado emitido tras su comparecencia ante el Consejo de Seguridad.

Benomar ha lamentado que los intentos de obstruir las conversaciones son "una fuente persistente de inestabilidad". Algunas personas próximas a Salé han dado a entender que éste podría tratar de regresar al poder en unas futuras elecciones.

Por su parte, el secretario de Salé, Ahmed al Sufi, ha expresado las objeciones del partido del expresidente a los comentarios de Benomar. "El Congreso General del Pueblo rechaza el uso de términos como 'símbolos del antiguo régimen', porque todos aquellos que trabajan en el actual panorama político (...) son del antiguo régimen", ha indicado Sufi a Reuters.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies