Erdogan asegura que Turquía "no ve, escucha ni reconoce" los informes de los observadores internacionales

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan
UMIT BEKTAS / REUTERS
Publicado 17/04/2017 21:17:03CET

ANKARA, 17 Abr. (Reuters/EP) -

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha criticado el informe preliminar de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) sobre el referéndum de reforma constitucional de este domingo y ha asegurado que Turquía "no ve, escucha ni reconoce" este informe.

Erdogan ha comparecido en la escalinata del Palacio Presidencial de Ankara ante una multitud de seguidores en una intervención en la que ha emplazado a los observadores internacionales a "saber cuál es su lugar". También se ha referido a las críticas vertidas desde algunos países europeos y ha ironizado diciendo que hay algunos países más contrarios a la reforma constitucional que la propia oposición turca.

En cuanto al referéndum como tal, Erdogan ha asegurado que tras la victoria en la votación "se ha cerrado el debate" sobre la modificación de la votación y que ahora resta solo implantar las reformas aprobadas, empezando por la Judicatura, ha apuntado.

El mandatario turco también ha aprovechado para referirse a la intervención militar turca en Siria, conocida como Escudo del Éufrates, y ha asegurado que esta iniciativa no es la última de este tipo, sino la primera. Así, ha anunciado que emprenderá tantas operaciones militares como sea necesario para combatir el terrorismo.

Anteriormente, el Ministerio de Asuntos Exteriores turco ha denunciado el "sesgo" previo de los observadores que han criticado el referéndum. "Decir que el referéndum no cumple con los estándares internacionales es inaceptable", ha apuntado exteriores en un comunicado.

En concreto, denuncia que los miembros de la misión de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) han realizado comentarios "con carga política" antes de la votación en los que demostraban "prejuicios" y "desprecio por los principios de objetividad e imparcialidad".

Este lunes, el jefe de la delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Cezar Florin Preda, ha asegurado que el referéndum "no cumplió los estándares" del Consejo de Europa y que el "marco legal" con el que se desarrolló la consulta no era el adecuado para "un proceso genuinamente democrático".

"En general, el referéndum no cumplió los estándares del Consejo de Europa", ha asegurado el jefe de la misión de observadores, en un comunicado hecho público este lunes por la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE). "El marco legal era inadecuado para celebrar un proceso genuinamente democrático", ha añadido.

El jefe de la delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europea ha asegurado que durante la jornada electoral "no hubo grandes problemas", "salvo en algunas regiones", pero ha lamentado "la ausencia de observadores de la sociedad civil en los centros electorales".

En particular, los observadores han señalado que los gobernadores provinciales utilizaron las competencias que les otorga el estado de emergencia para "restringir más la libertad de expresión y de reunión".

Sobre la jornada electoral, los observadores han afirmado que se desarrolló de "manera ordenada y eficiente" en un "número limitado" de centros electorales, mientras que, "en algunos casos", el acceso de los observadores de la OSCE a los centros "fue denegado o limitado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies