Erdogan celebra el fin de una "era oscura" por la retirada de los combatientes del PKK

Actualizado 27/04/2013 19:16:16 CET

ESTAMBUL, 27 Abr. (Reuters/EP) -

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha elogiado este sábado la retirada de Turquía de los combatientes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) por suponer el fin de una "era oscura" y ha advertido sobre el posible sabotaje de un proceso de paz histórico.

El PKK, que quiere la autonomía para los kurdos en el sureste de Turquía, ordenó el jueves a sus combatientes que iniciaran la retirada hacia su base principal en las montañas del norte de Irak.

La retirada, que comenzará el 8 de mayo, llega después de meses de negociaciones entre los servicios de inteligencia turcos y el líder del grupo terrorista, Abdalá Ocalan, encarcelado desde 1999, para intentar poner fin a las hostilidades. Desde 1984, más de 40.000 personas han fallecido en el conflicto.

"Se cierra la puerta de una era oscura. Turquía está cambiando sus suerte y entrando en una nueva fase", ha declarado Erdogan en un programa retransmitido por la televisión estatal. "Nadie debería intentar llevar este proceso en una dirección diferente. Permaneceremos vigilantes ante el sabotaje, ante las provocaciones aunque hoy tenemos más esperanzas y somos mucho más optimistas y decididos", ha añadido.

Se espera que unos 2.000 combatientes del PKK se retiren en pequeños grupos del territorio turco en un proceso que durará varios meses y que estará vigilado, por una parte, por el servicio de inteligencia turco, y por otra, por el gobierno regional kurdo en Irak.

La retirada supone un paso significativo en un proceso que ofrece la mejor oportunidad en más de una década para poner fin a un conflicto que ha empañado el historial de los Derechos Humanos en Turquía y que ha retrasado el crecimiento económico.

Sin embargo, los nacionalistas han criticado las negociaciones con Ocalan, que cumple cadena perpetua por traición, al considerar que éstas implican rendirse a las demandas de los "terroristas". Otros se preguntan qué es lo que el Gobierno ha prometido a Ocalan a cambio de la retirada de los combatientes del PKK.

Ahora se espera que el Gobierno de Erdogan aborde algunas de las reformas políticas solicitadas por los kurdos, entre las que se incluyen cambios constitucionales sobre la ciudadanía, cambios en las leyes antiterroristas y una ampliación de sus derechos políticos y culturales.