Erdogan dice que ha logrado detener el despliegue de fuerzas del Gobierno sirio en Afrin tras hablar con Putin

Erdogan y Putin
REUTERS
Actualizado 20/02/2018 13:38:08 CET

ANKARA, 20 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dicho este martes que ha logrado detener el despliegue de fuerzas leales al Gobierno sirio en la región de Afrin, en el noroeste del país, tras hablar por teléfono con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, principal valedor del régimen de Damasco.

El mandatario turco ha afirmado, además, que las fuerzas militares turcas van a comenzar en los próximos días el asedio en Afrin, de donde las Fuerzas Armadas turcas quieren expulsar a las milicias kurdas sirias Unidades de Protección Popular (YPG) con el argumento de que quieran eliminar las amenazas en la frontera sur de Turquía.

Un alto cargo kurdo dijo el fin de semana que los kurdos han llegado a un acuerdo con el Ejército sirio para que entrara en Afrin y repeliera el ataque de las fuerzas turcas. El lunes por la mañana, los medios estatales sirios anunciaron que las milicias progubernamentales sirias entrarían en cuestión de horas en Afrin, aunque ese avance no llegó a materializarse.

El despliegue "fue claramente detenido ayer... Fue detenido", ha dicho Erdogan, en declaraciones a la prensa tras un discurso en el Parlamento. Preguntado directamente si el despliegue se había cancelado tras la conversación telefónica que mantuvo con Putin, Erdogan ha dicho que así ha sido. "Si, se detuvo después de esas conversaciones", ha señalado.

El lunes, Erdogan habló por teléfono con el presidente ruso y también con su homólogo iraní, Hasan Rohani, sobre la situación en Siria, según explicó un portavoz del Ejecutivo de Ankara. Los tres países han acordado una reunión de sus ministros de Asuntos Exteriores el 14 de marzo.

En un discurso en el Parlamento ante los miembros de su formación, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), Erdogan ha dicho que el asedio en Afrin comenzará pronto. "El asedio del centro de la ciudad de Afrin comenzará rápidamente en los próximos días. De este modo, la ayuda exterior a la región y la ciudad serán desconectadas, por lo que las organizaciones terroristas no tendrán medidas para negociar con nadie", ha asegurado el mandatario turco.

Erdogan ha dicho en varias ocasiones que Turquía no tiene intención de suspender su operación en Afrin, destinada a acabar con los milicianos de las YPG situado cerca de la frontera sur del territorio turco.

La campaña militar de Ankara ha puesto de manifiesto la compleja trama de rivalidades y alianzas en el norte de Siria entre las fuerzas kurdas, el Gobierno sirio, las facciones rebeldes y las fuerzas militares de Turquía, Irán, Estados Unidos y Rusia.