Erdogan y Rohani se reúnen para dialogar sobre Siria antes de la cumbre con Putin

Recep Tayyip Erdogan y Hasán Rohani
REUTERS / HANDOUT . - Archivo
Actualizado 04/04/2018 12:59:01 CET

El mandatario iraní subraya que las fuerzas "extranjeras" que operan en Siria sin permiso de Damasco deben irse

ANKARA, 4 Abr. (Reuters/EP) -

El presidente de Irán, Hasán Rohani, se ha reunido este miércoles con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara para dialogar sobre Siria antes de que se celebre la cumbre que ambos líderes van a protagonizar con el mandatario de Rusia, Vladimir Putin.

Los tres países están trabajando juntos para intentar reducir la violencia en Siria a pesar de que apoyan a bandos enfrentados en el conflicto, con Moscú y Teherán respaldando al presidente sirio, Bashar al Assad, y Ankara secundando a grupos rebeldes.

Rohani ha dicho antes de salir de Irán que las fuerzas militares que están combatiendo en Siria sin la aprobación expresa del Gobierno de Damasco deberían abandonar el país, un mensaje dirigido a Turquía y a Estados Unidos, que mantienen contingentes en territorio sirio.

Turquía mantiene una ofensiva en el noroeste de Siria contra los milicianos kurdos sirios de las Unidades de Protección Popular (YPG) y se ha comprometido a ampliar su campaña al noreste. El régimen que preside Bashar al Assad ha dicho que la ofensiva es una invasión ilegal.

"Irán cree que la presencia de fuerzas extranjeras sin autorización del Gobierno sirio es ilegal y debe terminar", ha afirmado Rouhani, en una declaración en Teherán transmitida el martes por la noche por la cadena de televisión estatal iraní.

El presidente iraní ha explicado que la reunión de este miércoles con Putin y Erdogan servirá para discutir sobre la reconstrucción de Siria y para trabajar en una nueva constitución para el país, en el marco de un plan para una solución política que ponga fin a una guerra que se prolonga desde hace siete años.

Irán, Rusia y Turquía son las tres principales potencias involucradas en un conflicto en Siria marcado por la intervención extranjera y su influencia podría aumentar si Estados Unidos decide retirar a sus fuerzas militares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este martes que quiere que las fuerzas militares norteamericanas salgan de Siria aunque no precisó cuándo se podría producir ese repliegue. En una rueda de prensa, Trump dijo que Estados Unidos no descansará "hasta que Estado Islámico se haya ido". "Es la hora", afirmó, en respuesta a la pregunta de si se inclina por la retirada de las fuerzas norteamericanas.