Escocia podría celebrar su segundo referéndum de independencia en la primavera de 2018

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Escocia podría celebrar su segundo referéndum de independencia en la primavera de 2018

Referéndum de Escocia. Independencia escocesa
REUTERS
Publicado 21/10/2016 6:44:23CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de ley para la celebración de un segundo referéndum sobre la independencia en Escocia, publicado este jueves, indica que la consulta no se podría celebrar hasta la primavera de 2018, pese a las especulaciones que apuntaban a que podría llevarse a cabo el próximo año.

Así, la ministra principal de Escocia y líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), Nicola Sturgeon, no podrá convocar este referéndum hasta que Escocia esté en proceso de salida de la Unión Europea, ya que la primera ministra británica, Theresa May, ha confirmado su voluntad de activar el proceso formal para culminar el 'Brexit' antes de que concluya el mes de marzo de 2017.

Expertos consultados por el diario escocés 'Herald Scotland' sostienen que el calendario previsto para el segundo referéndum plantea serias dudas sobre si Escocia podría seguir siendo miembro de la UE cuando Reino Unido abandone el bloque, a principios de 2019, incluso si los votantes respaldan la independencia para proteger su relación con Europa.

En la última consulta, el Gobierno escocés advirtió de que se necesitarían 18 meses si los ciudadanos optaban por el 'sí' en la consulta para que Escocia se convirtiera en un país independiente, tiempo similar al que tendría que enfrentarse, independientemente de que el segundo referéndum saliera victorioso, con Londres abandonando el club europeo.

La experta en asuntos europeos y miembro del Centro de Cambio Constitucional Kirsty Hughes explicó previamente que un nuevo referéndum tendría que celebrarse y ganarse el próximo año si Escocia quiere continuar en la UE, en lugar de tener que llevar a cabo un proceso más complejo, abandonando la Unión junto a Reino Unido y volviendo a entrar en ella más tarde.

A la luz del nuevo calendario, Hughes sugiere que la mejor opción para Escocia sería llevar a cabo un proceso simplificado para reincorporarse a la Unión Europea, disfrutando de un estatus similar al que tiene Noruega, antes de ser aceptado como miembro de pleno derecho, años más tarde.

"Si hay un referéndum por la independencia a principios de 2018, esto da un poco de tiempo a la UE para buscar la manera de que no se interrumpa el lugar de Escocia dentro de la UE", ha explicado, según recoge el 'Herald Scotland'.

"Dudo mucho que Escocia pueda asumir la membresía de Reino Unido (en la UE una vez que la abandone), por lo que la cuestión es ahora cómo abordar esa transición. Si Escocia se convierte en un nuevo estado miembro, los tratados de acceso podrían tardar varios años", ha señalado.

PROCESO COMPLEJO

Hughes ha indicado que con una notificación de un año y la "buena voluntad política" por todos los lados se podría crear "un proceso sencillo". "Es posible que haya algún tipo de relación de transición, como pertenecer al Espacio Económico Europeo. Pero no veo la manera en que Escocia se convierta en país independiente a principios de 2019 y sea un estado miembro de pleno derecho en ese momento", ha reiterado.

Sturgeon subrayó este miércoles su determinación para que los votantes puedan considerar, una vez más, abandonar Reino Unido si se demuestra que es la "mejor" o la "única manera" de salvaguardar los intereses del país, después de la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

"Si se celebra un referéndum de independencia no se hará porque no se haya respetado el resultado del referéndum de 2014, sino porque no se han cumplido las promesas hechas a Escocia", explicó la ministra principal.

Asimismo, la líder nacionalista ha defendido su postura recordando que "cada parte de Escocia votó por quedarse en Europa", pero que "un Gobierno 'tory' está ahora amenazando con arrastrarnos fuera de la Unión Europea". "Esa es la cruda realidad de la situación en la que estamos, como Gobierno y como nación", ha señalado.

REFERÉNDUM EN ESCOCIA

En septiembre de 2014 los residentes en Escocia votaron por 55 a 45 por ciento a favor de la permanencia en Reino Unido, pero desde entonces el SNP ha logrado una rotunda victoria en las elecciones al Parlamento de Londres y un 62 por ciento de los escoceses votaron a favor de permanecer en la UE, lo que ha espoleado el independentismo entre los escoceses, profundamente europeístas.

En este sentido, Sturgeon aseguró que en este momento tiene más confianza de nunca en que Escocia está en el camino de la independencia.

"Este año se cumplen 30 desde que me uní al SDP. En estos 30 años no he dudado de que Escocia será un país independiente. Y lo creo ahora más firmemente que nunca", remachó entonces.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies