La Comisión Electoral confirma la victoria de los socialdemócratas, con un 29,4% de los votos

Actualizado 18/06/2006 20:51:50 CET

BRATISLAVA, 18 Jun. (EP/AP) -

La Comisión Electoral Central de Eslovaquia ha confirmado la victoria de los socialdemócratas en las elecciones celebradas ayer, después de que el candidato de centro izquierda Robert Fico recibiera el 29,4% de los votos.

Pese a la victoria, el Partido Socialdemócrata Smer no tendrá representación parlamentaria suficiente para formar Gobierno y deberá acudir a una coalición. Los datos oficiales han sido difundidos varias horas después de que la Oficina de Estadística del país adelantara el resultado.

El actual primer ministro, el conservador Mikulas Dzurinda, del Movimiento Democrático y Cristiano de Eslovaquia, recibió el 18,3% de los votos, por lo que desalojará previsiblemente el poder tras ocho años. Unos 4,3 millones de personas estaban inscritos en los comicios de ayer.

La austeridad del Gobierno de Dzurinda ayudó a que la ex nación comunista y parte de la antigua Checoslovaquia se integrara en la Unión Europea, pero vino también acompañada de una reducción en las prestaciones sociales y en los servicios sanitarios.

El nuevo Gobierno deberá conciliar su promesa de mejoras sociales con el ajuste de los parámetros macroeconómicos para que el país esté en condiciones de cumplir el objetivo de entrar en el euro en 2009.

Para hacerse con la representación mayoritaria en el Parlamento de 150 escaños, los socialdemócratas prometieron revertir algunas de las reformas emprendidas por Dzurinda.

Bajo el Gobierno de Dzurinda, Eslovaquia se unió a la OTAN y a la Unión Europea y disfrutó de un notable crecimiento económico. La inversión extranjera creó miles de puestos de trabajo, pero los recortes de inversiones sociales y de salud generaron cierto resentimiento entre los trabajadores más necesitados, jubilados y desempleados, muchos de ellos partidarios de Fico.

Poco después de que el primer ministro reconociera la derrota, Fico apeló a la necesidad de crear un país más justo y solidario. "Necesitamos una Eslovaquia con mayor solidaridad y justicia", indicó Fico ante los periodistas y sus seguidores en la sede del partido en la capital.