El CARICOM pide a España que se sitúe "en el centro de los esfuerzos" para la estabilización de Haití

Actualizado 10/05/2006 19:54:40 CET

Moratinos inauguró hoy la III Cumbre España-CARICOM, con la cooperación económica como eje central de las reuniones

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de la Comunidad del Caribe (CARICOM), que se encuentran hoy y mañana en Madrid con motivo de la III Cumbre España-CARICOM, han pedido al Gobierno de España que se sitúe "en el centro de los esfuerzos" para "consolidar" los pasos dados en Haití en su camino hacia la estabilización y la democracia.

Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, aseguró que su Gobierno está "abierto a la posibilidad de concertar esfuerzos con el CARICOM para colaborar juntos en dicho país, contribuyendo de esta forma a la estabilidad regional".

La situación de Haití fue uno de los asuntos destacados durante la inauguración hoy de la III Cumbre España-CARICOM, que precede a la IV Cumbre UE-América Latina y Caribe que comienza mañana en Viena, y en la que se puso de manifiesto el interés de España por la región del Caribe, en cuyo presente y futuro el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero desea "participar mediante el desarrollo conjunto de una relación más profunda, de carácter estratégico", en palabras del jefe de la Diplomacia española.

Moratinos indicó que España "está reforzando en los últimos años su presencia" en la región caribeña. "Esta Cumbre es una muestra de ello, así como lo son también los acuerdos de cooperación, firmados en los últimos años, y la corriente inversora que grupos privados españoles están desarrollando en algunos países de CARICOM", afirmó el ministro, y manifestó la voluntad del Gobierno de "aumentar nuestra participación y nuestro compromiso con la región en los ámbitos político, económico, de cooperación y sociocultural".

El primer ministro de Santa Lucía, Kenny Davis Anthony, en representación de la delegación de jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Madrid, expresó el deseo de la región en ahondar en las relaciones con España y Europa. "Deseamos profundizar el diálogo político con España y estamos ansiosos por reforzar nuestros lazos con Europa", señaló durante la inauguración de la cumbre.

En este sentido, Anthony lamentó que la región del Caribe en ocasiones cree que tiene "pocos amigos en Europa", y destacó la oportunidad de que España se convierta en un interlocutor, dada la "especialísima" relación que mantiene con la región, especialmente en el marco del comercio internacional y "contra el régimen preferencial" de productos como el banano y en las recientes decisiones por el azúcar.

Por su parte, Moratinos aseguró que, en el ámbito político, el "primer reto" es el acercamiento entre "las dos orillas del Atlántico" y explicó que la "doble dimensión europea y americana de España" puede facilitar al Gobierno de Madrid "apoyar algunas preocupaciones específicas de los países del CARICOM en el ámbito de la Unión Europea".

"España apoya desde sus inicios el proceso hacia una asociación estratégica entre la Unión Europea y América Latina y Caribe, cuya próxima y ya inminente cita es la Cumbre UE - ALC que comenzará mañana en Viena", afirmó.

CORRIENTE INVERSORA HACIA EL CARIBE

En el plano económico, el ministro de Exteriores destacó el aumento de la presencia de España en el Caribe, "con inversiones en diferentes sectores como el turismo o la energía", y consideró que la labor de las empresas españolas "en países como Jamaica o Trinidad y Tobago puede ser sólo el principio de un proceso destinado a crear puestos de trabajo, bienestar, y contribuir al desarrollo integral de los ciudadanos del Caribe".

"Este proceso estrechará más aún nuestros lazos, atraerá más inversiones, incrementará los intercambios comerciales, producirá transferencias de conocimientos, más intercambios humanos y, en definitiva, provocará un enriquecimiento mutuo de nuestros pueblos, más allá de lo material", agregó. En concreto, se refirió a la apuesta de estos países por la industria turística y manifestó el apoyo del Gobierno en la apuesta "tanto desde la iniciativa privada como la de la pública".

Por otra parte, Moratinos anunció el interés del Gobierno de Rodríguez Zapatero en organizar, "con la colaboración de algún país miembro de CARICOM un encuentro" en el marco de la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones. "Ello permitiría, celebrar en los próximos meses, un seminario de expertos sobre la Alianza de Civilizaciones en la región, que tiene una tradición de convivencia armónica entre idiomas, razas, culturas y religiones", afirmó.

ENCUENTRO CON ZAPATERO

Mañana jueves, el presidente del Gobierno recibirá en la Moncloa a representantes de 12 de los 15 países miembros del CARICOM, con los que abordará las posibilidades de cooperación económica, sobre todo en el sector turístico.

A la Cumbre asisten primeros ministros o ministros de Exteriores de todos los países miembros, con la excepción de Dominica, Surinam y Haití, en este caso porque el país está suspendido del grupo desde la violencia política de principios de 2004 que llevó al derrocamiento del presidente Jean-Bertrand Aristide.

El Gobierno español quiere aprovechar esta cita para estudiar oportunidades de cooperación económica en la región, especialmente en el desarrollo de la industria turística en países como Jamaica. La Cumbre, según Exteriores, "tiene lugar en un momento especialmente significativo en las relaciones entre España y el Caribe, dado los importantes avances que se están produciendo en el proceso de integración regional y el considerable incremento de las inversiones españolas en la región".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies