El Príncipe considera el Cervantes de Beijing como "un gran faro" que ilumina el camino hacia Iberoamérica

Actualizado 14/07/2006 13:26:21 CET

Moratinos anuncia la apertura de un nuevo centro en Shangai en 2007 en colaboración con la SGAE

BEIJING, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Príncipe Felipe invitó hoy a concebir la nueva sede del Instituto Cervantes de Beijing, primera en China, como "un gran faro" que "ilumina" el camino hacia una "apasionante, rica y enorme" región del mundo como es Iberoamérica que, unida por la historia, la lengua y la cultura, en la actualidad obtiene "impulsos importantes" en el campo de la política y la economía "hacia una comunidad de naciones".

El Príncipe, acompañado por la Princesa, por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y por el director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, entre otros, aseguró también durante su discurso de inauguración de la sede del Instituto en la capital china que la lengua y la cultura que unen a Iberoamérica, una región "diversa", obtienen importantes "impulsos" de trascendencia política y económica "desde gobiernos y sociedad civil hacia una comunidad de naciones".

Asimismo, don Felipe apostó por las "crecientes" y "excelentes" relaciones, también en el ámbito cultural, entre España y China, punto en el que precisó que el Instituto Cervantes supone "un importante jalón" y un nuevo "compromiso común" que ayudará a reforzar los vínculos e intercambios en materia cultural y que además se convertirá en una "herramienta eficaz" para acometer proyectos de interés común para ambas naciones "de cara al desarrollo mundial en paz y al fomento de intercambios económicos y culturales".

La presencia del Instituto Cervantes en Beijing, ciudad "hospitalaria, pujante y cosmopolita", además de un "punto neurálgico" en el mapa tanto para Asia como para el mundo, acercará la lengua y la cultura en español a China, país que para el heredero "mira hacia el mundo" ante la celebración de los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 o de la Exposición Internacional de Shangai en 2010, además de la celebración en 2007 del 'Año de España en China'.

Tras alabar la "excelente disposición y receptividad" de las autoridades chinas hacia el acercamiento de la cultura española, el Príncipe se mostró convencido de que el Instituto Cervantes estrechará la colaboración con las autoridades de la ciudad y desarrollará programas "que multipliquen su acción" en China, país del subrayó las relaciones que mantiene con Latinoamérica.

"Este centro pretende ser, asimismo, el hilo conductor de una oferta amplia, multicultural y de gran calidad que fluya en las dos direcciones", señaló el Príncipe, quien mostró su deseo de que el centro "homólogo" del Cervantes, el Centro Confucio, abra sus puertas "lo antes posible" en España con el fin de atender la demanda "real y objetiva" ya que el dominio de estas dos lenguas implicará, según apuntó, el poder comunicarse con un tercio de la población mundial.

NUEVO CENTRO EN SHANGAI

Por su parte el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, anunció que en 2007 se abrirá una nueva sede del Instituto Cervantes en Shangai, segunda en la República Popular China, con la colaboración de la Sociedad General de Autores y Editores lo que permitirá poder acercar el cine a este centro.

Esta acción se enmarca en el Plan de Expansión del Instituto Cervantes para los próximos cinco años aunque, según manifestó el ministro de Asuntos Exteriores, el Gobierno español "colma sus aspiraciones" con la apertura del centro de Beijing que, ubicado en el "corazón" de una ciudad "seno de una valiente cultura milenaria", contará con profesores especialistas en ciencia y tecnología.

En este punto, el responsable de la Diplomacia española reiteró que China representa "un gran reto" para la difusión de la lengua de Cervantes debido a la "demanda voraz" de aprendizaje del castellano que existe en un país que, según recordó, ha sido reconocido por el Gobierno español.

Asimismo, Moratinos recalcó que la cifra de estudiantes de español en China se multiplicó por diez en los últimos años, lo que coloca a la lengua castellana en cuarto lugar por orden de interés en el país y por delante del japonés o el ruso, así como su importancia de cara a las relaciones que el país mantiene con México, Chile, Perú o Cuba.

Según consideró el ministro, China es un país "realmente esencial" en la estrategia internacional de España ya que, según apuntó, la relación entre ambas naciones quedó puesta de manifiesto tras la visita realizada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la reciente firma de una declaración Estatal conjunta, lo que los convierte en "aliados" también a la hora de ubicar intercambios "con sintonía".

CONSENSO

Por su parte el ministro de Cultura chino, Sun Jiazhen, señaló que la apertura de la sede de Beijing representa "un nuevo logro" en las relaciones de integración entre China y España así como un "lazo de unión" entre las dos culturas lo que, unido a la "rapidez" en la plasmación del convenio firmado en julio de 2005 para el establecimiento del Cervantes y del Centro Confucio, demuestra el "consenso" de ambas naciones en las relaciones bilaterales.

El intercambio cultural, según expresó, juega un "papel importante" en el establecimiento de las relaciones amistosas entre ambos países, especialmente en el caso de China ya que la reforma de política y apertura ofrece al país la oportunidad de aprender de los países extranjeros "para el propio enriquecimiento de la Nación".

Asimismo, el director del Instituto Cervantes, César Molina, quien hizo referencia a la nueva edición del 'Quijote' traducida a chino por el catedrático Dong Yansheng con la colaboración de la Junta de Castilla y León, así como a la apertura de la primera facultad de español en Beijing, hace más de medio siglo, consideró que China será uno de los países "protagonistas" del siglo XXI de la mano de los Juegos Olímpicos y de la Exposición Universal, lo que a su vez conllevará una demanda de personas que dominen ambos idiomas.

El director del Instituto Cervantes, que tendrá como responsable de la sede de Beijing a Inmaculada González Puy, mostró su intención de colaborar en la elaboración de métodos de enseñanza y recordó que la biblioteca de este centro, que lleva el nombre de Antonio Machado, ofrecerá la más completa oferta de libros en español de toda Asia gracias a los 20.000 volúmenes con que cuenta.

"Nuestra presencia no pretende ser un parlamento solitario, sino que venimos también a aprender y a servir de puente entre tres continentes que atesoran una inmensa riqueza cultural", manifestó Molina, quien abogó por "aprovechar" la celebración en 2007 del Año de España en China ya que, añadió, la globalización mundial exigirá tanto a China como a los países de lengua española mantener un contacto "mucho mayor".

LA VISITA

Los Príncipes de Asturias, acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores, llegaron a las 10.00 horas a la sede del Instituto Cervantes, ubicado en un barrio en el que viven más de cinco millones de personas, donde fueron recibidos por autoridades chinas, entre ellos el vicealcalde de Beijing, Sun Anmin, y donde pudieron disfrutar de un espectáculo tradicional de música y baile que llenó de colorido el entorno.

Las intervenciones de Molina, Moratinos, Jiazhen y el Príncipe dieron paso al descubrimiento de una placa conmemorativa por parte de los herederos así como a un recorrido por la muestra 'Laberinto de Museos' y a la visita de la biblioteca Antonio Machado, donde firmaron junto a Miguel Angel Moratinos en el libro de honor.

La última parada del recorrido llevó a la comitiva a la sala de exposiciones, donde los asistentes pudieron degustar productos típicos chinos acompañados por dos caldos de Castilla y León. Alrededor de las 12.00 horas los Príncipes abandonaron la sede para continuar con los actos de su agenda oficial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies