Comunidades judías de España protestarán mañana en Madrid por las amenazas del presidente iraní a Israel

Actualizado 26/06/2007 18:56:34 CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Comunidades Judías de España y la Asociación Solidaridad España Israel han convocado para mañana una protesta ante la embajada iraní en Madrid para protestar por las amenazas vertidas por el presidente mahmud Ahmadineyad contra Israel. A la protesta se ha adherido también la Plataforma España y Libertad.

Durante la concentración, prevista para las 19:00 horas, los dos colectivos leerán el manifiesto 'Por el derecho de Israel a existir. No a la agresión iraní. Por los derechos humanos en Irán', donde pide al pueblo y Gobierno español "firmeza en la condena de las agresiones del presidente de Irán contra Israel". Ahmadineyad ha declarado entre otras cosas que ha comenzado "la cuenta atrás" para la destrucción de Israel.

El documento sostiene que amenazas como ésta "acentúan las dudas de la comunidad internacional sobre la naturaleza pacífica de su programa nuclear que (...) de acuerdo con Naciones Unidas, viola el Tratado de No Proliferación".

El manifiesto insta a la comunidad internacional y la opinión pública española que condenen "sin paliativos la amenaza del presidente de Irán", al que califican de "líder fanático y teocrático, de cuya intolerancia es también víctima el pueblo iraní".

También considera que las declaraciones del presidente iraní son un "aliento" a los terroristas y advierte de que la amenaza de destruir un país miembro de la ONU por parte de un jefe de Estado es "contraria a la Carta" de Naciones Unidas.

"Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que frene el programa nuclear de Irán, condene de forma clara e inequívoca la amenaza de destruir Israel" y "exija el cumplimiento de los derechos humanos en irán", añade.

Por su parte, la Plataforma España y Libertad manifestó hoy en un comunicado su "preocupación" por cómo, a su juicio, "el radicalismo islámico se apodera de Oriente Medio". Bajo su punto de vista, el régimen iraní pretende "desestabilizar toda la zona para provocar un baño de sangre que tiene como finalidad exterminar a Israel y atacar a Occidente".