España condena la decisión de Israel de construir su primer nuevo asentamiento en veinte años

Publicado 01/04/2017 12:05:15CET

JERUSALÉN, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha condenado este sábado la decisión del Gobierno de Israel de construir un nuevo asentamiento, el primero en 20 años, en territorio ocupado.

Israel no construye un nuevo enclave en Cisjordania desde 1999 y, durante estas casi dos décadas, se ha limitado a expandir las colonias ya existentes, donde residen un total de 385.000 personas. Otros 200.000 israelíes viven en Jerusalén Este, capital prevista de un futuro Estado palestino.

Las autoridades españoles indican que el emplazamiento de la nueva colonia, en Geulat Zion, "afectaría seriamente la contigüidad de un futuro Estado palestino".

"Esta decisión", recuerda además España, "se suma a la de levantar nuevas viviendas en varios asentamientos, recientemente anunciada".

Con la decisión adoptada el jueves, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quiere compensar a los israelíes que residían en el enclave de Amona, demolido en febrero por orden judicial.

El asentamiento de Amona, conformado por unas 40 viviendas, fue construido en el año 1995 en terrenos privados palestinos sin autorización del Gobierno. El Tribunal Supremo israelí ordenó su demolición, no sin polémica, pero Netanyahu insistió este mismo jueves en que había hecho una "promesa".

España reitera que "los asentamientos son contrarios al derecho internacional, constituyen un obstáculo para la paz y ponen en peligro la solución de dos estados", según la nota del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies