El Supremo de Florida ordena repetir el juicio del supuesto cómplice de Pablo Ibar

Actualizado 02/02/2006 20:18:11 CET

MADRID/NUEVA YORK, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Florida ordenó hoy la repetición del juicio de Seth Peñalver, condenado a pena de muerte por el mismo crimen que el español Pablo Ibar, según informaron a Europa Press fuentes de la Fundación Ramón Rubial, que ha seguido el caso desde sus inicios.

La Corte ha considerado que en el juicio hubo irregularidades. La Fundación considera que ésta es "una buena noticia", puesto que se trata del mismo caso, aunque no tiene ningún efecto directo sobre el caso de Pablo Ibar. De hecho, la esposa de Pablo, Tanya, está "muy ilusionada" y mañana viajará a la prisión a visitar a su marido, ya que ni Ibar ni Peñalver conocen la noticia.

El Tribunal Supremo de Florida celebró el 2 de diciembre de 2003 la vista de apelación contra la condena a muerte de Pablo Ibar, y todavía no ha tomado una decisión. Seth Peñalver había presentado su recurso en abril de ese año, de modo que la Ramón Rubial considera lógico que su caso se haya resuelto antes.

Según fuentes diplomáticas españolas, también el abogado de Ibar, Peter Raben --el mismo que defendió al también español Joaquín José Martínez y logró que se le revocara la pena de muerte-- se ha mostrado optimista sobre las posibilidades de que el caso de Pablo se resuelva de manera positiva.

Pablo Ibar, español de 32 años, fue condenado a tres penas de muerte tras ser considerado culpable de un triple crimen, cometido en 1994, del que él se declara inocente. Ibar, sobrino del boxeador José Manuel Ibar 'Urtain', cuenta con la nacionalidad española desde febrero de 2002. Está en el corredor de la muerte en la prisión de Starke en Florida desde el 11 de diciembre de 2000.

Nacido en 1972 en Dania (Florida), está acusado del asesinato del propietario de un local nocturno y de dos modelos que se encontraban en su domicilio el 26 de junio de ese año en Miramar (Florida).

LA GRABACION EN VIDEO

Una cámara de seguridad instalada en el salón de la casa por el propietario de la misma permitió observar durante 22 minutos la presencia de dos individuos con la cara tapada que irrumpieron en la sala y, tras aparentemente buscar algo por la casa, asesinaron a las tres personas. Según la página de Internet de apoyo a Ibar, la existencia de esta grabación dio mucha repercusión pública al caso, a lo que se añadió la personalidad del asesinado, a quien se relacionaba con el narcotráfico y era muy conocido en Florida.

Tres semanas después, Pablo fue detenido y acusado del triple crimen, a causa del supuesto parecido físico con uno de los asesinos, cuya imagen se había extraido de la cinta de vídeo. El grupo de apoyo a Ibar insiste en que el supuesto asesino permanece en todo momento con la cabeza tapada por una camiseta, salvo un momento en el que se la quita y le capta el vídeo. Asimismo, la calidad de la imagen es de muy baja calidad y no permite identificar a nadie.

Pablo ha negado en todo momento su participación en los hechos. El primer juicio se celebró entre abril y diciembre de 1997, y ante la falta de pruebas concluyentes el jurado no llegó a un veredicto unánime de culpabilidad de Pablo ni de Seth, pero tampoco de inocencia, por lo que se decidió repetir el juicio.

El nuevo juicio de Seth Peñalver se inició en 1999, pero el de Pablo, por enfermedad de su abogado, se retrasó hasta 2000. Ambos fueron declarados culpables y condenados a muerte.

Según el grupo de apoyo a Pablo Ibar, ninguno de los datos aportados por las pruebas realizadas de ADN, de huellas dactilares y de pelos tomados en el lugar de los hechos coincide con los de Pablo.