Vigo pedirá a las administraciones española y lusa que no se cierre el consulado portugués

Actualizado 28/12/2006 15:59:18 CET

La oposición acusa a Porro de no haber hecho gestiones para evitar esta clausura

VIGO, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Vigo acordó hoy dirigirse a la Diputación Provincial, Xunta de Galicia y Gobierno central, así como a los municipios del norte de Portugal para que éstos transmitan al Ejecutivo luso la necesidad de mantener abierto el consulado de Portugal en la ciudad olívica.

La moción, presentada por el portavoz del Partido Galeguista, Manuel Soto, fue respaldada por unanimidad, aunque provocó el enfrentamiento entre el Gobierno local y el grupo municipal socialista, con acusaciones mutuas de dejadez y falta de gestión para evitar el cierre de la oficina consular.

Así, el concejal del PSdeG Abel Losada exigió a la alcaldesa, Corina Porro, que sea "coherente en la defensa de los intereses de Vigo" y que actúe "antes de que se cierre definitivamente el consulado", al tiempo que recriminó a los populares que su trabajo en favor de unas mejores relaciones entre Galicia y Portugal se limite a "una foto de Alberto Núñez Feijoo" con los dirigentes conservadores portugueses para criticar el AVE.

Por su parte, el portavoz del Gobierno municipal, José Manuel Figueroa, achacó la decisión de cerrar la oficina a la mala gestión del Gobierno socialista en Portugal, "que ha llevado el país a la ruina", y criticó que el actual presidente del Eixo Atlántico, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, haya hecho "gestión cero" al frente del organismo eurroregional.

Figueroa aclaró que el ayuntamiento mantiene contactos con los representantes del Gobierno de Portugal en Vigo, que "tienen el apoyo de la alcaldesa". No obstante, una vez que Soto retiró la exposición de motivos de la moción (en la que se criticaba la "incompetencia" de Corina Porro en este asunto), el grupo popular votó a favor.

MULTAMOVIL

Por otra parte, el Pleno aprobó, con los votos a favor de Partido Galeguista, BNG y PSdeG, una moción de los socialistas en la que se insta al Gobierno municipal a que garantice que el vehículo 'multamóvil' cumple con la legalidad vigente y en la que se añadió una enmienda, que refleja la intención del Ayuntamiento vigués de acudir a la Fegamp para que homologue este sistema de vigilancia y sanción.

El concejal de Tráfico, Antonio Coello, defendió el 'multamóvil', y aseguró que se mantendrá en funcionamiento "porque ayuda a la circulación y porque se está cumpliendo la ley", al tiempo que explicó que las incertidumbres jurídicas que genera también se dan en otras ciudades y que, precisamente para subsanarlas, el ayuntamiento está actuando con informes y avales de los expertos.

Asimismo, y en relación a la decisión de que la Policía Local pueda tramitar la retirada de puntos del carnet de conducir, en función de las infracciones cometidas en el casco urbano, una decisión que fue revocada por la propia alcaldesa, Coello rechazó que esa marcha atrás haya sido una "medida electoralista". "Reconozco que yo había metido la pata pero la supe sacar", afirmó.

El Pleno aprobó hoy también la modificación de varias ordenanzas fiscales y precios públicos para el ejercicio 2007; exenciones para familias con ingresos limitados; la incorporación del ayuntamiento al Consorcio Galego de Serzos de Igualdade e Benestar; el nombramiento de la calle Joaquín Nogueira; o una resolución de condena a las violaciones de los derechos humanos en Guantánamo y otros lugares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies