Más de medio millar de senegaleses emigraron a España con un contrato de trabajo en lo que va de año

Actualizado 23/06/2007 0:00:42 CET

Rubalcaba pide a los jóvenes senegaleses que "no arriesguen su vida de la mano de las mafias"

DAKAR, 22 Jun. (Del enviado especial de EUROPA PRESS Juan José San Miguel) -

Un total de 540 ciudadanos senegaleses emigraron a España con un contrato en origen en lo que va de 2007 y las autoridades españolas esperan que "varios cientos" puedan acogerse en lo que resta de año a esta modalidad de inmigración por los cauces legales, según datos oficiales presentados esta tarde en la inauguración del I Encuentro Hispano-Senegalés, que se celebra en Dakar, entre hoy y mañana.

La delegación española, encabezada por los ministros de Interior y Trabajo, Alfredo Pérez Rubalcaba y Jesús Caldera, fueron recibidos por el presidente senegalés, Abdoulaye Wade, en el marco de una misión diplomática que tiene como principal objetivo explorar fórmulas de inversión en este país africano, fomentar la cooperación en origen de trabajadores y reforzar las relaciones en el control de fronteras y la gestión de los flujos migratorios.

La mayoría de los senegaleses que emigraron a España a través de esta vía fueron contratados por la Cofradía de Pescadores de Galicia. La mano de obra senegalesa es muy valorada en este sector por su destreza en la pesca.

"Tenemos que abordar los flujos migratorios con una visión global y compartida de cogestión y somos conscientes de la tragedia que supone la pérdida de vidas y capital humano para Senegal", destacó Caldera en la inauguración del encuentro. El ministro de Trabajo aseguró que Senegal "es un país con futuro" y manifestó su confianza en las "oportunidades de inversión", de cara a la creación de puestos de trabajo y tejido productivo en un país que cuenta con una tasa de paro superior al 65 por ciento.

INMIGRACIÓN IRREGULAR

Senegal es uno de los principales focos de origen de la inmigración irregular procedente de África. Su presidente y los ministros españoles intercambiaron gestos de colaboración y confianza para resolver el problema de la inmigración irregular promoviendo el desarrollo del país y los mutuos intereses económicos.

"No basta con la Policía, hace falta desarrollo e inmigración legal. Este es el sentido de esta delegación. Y a los jóvenes de Senegal hay que decirles que no arriesguen su vida de la mano de las mafias", destacó el titular de Interior.

Los primeros datos en materia de control muestran que en lo que va de año han sido detectados un total de 101 cayucos procedentes de las costas de Senegal, con 450 personas a bordo. En todo 2006, las cifras fueron de 901 embarcaciones, con 35.490 irregulares.

A lo largo de este encuentro, está prevista la firma de una prórroga del acuerdo de colaboración que mantienen ambos países, en el marco del sistema de vigilancia de fronteras europeas Frontex, cuyos detalles se darán a conocer a lo largo de mañana.

Por su parte, el presidente senegalés aseguró compartir la visión en esta materia con España, a la que calificó de "país amigo". "Hemos manejado de manera inteligente el flujo migratorio, sin presión, sólo mediante el intercambio de impresiones entre España y Senegal", apuntó.

Wade se mostró partidario de la "economía abierta" y trasladó a los empresarios españoles su voluntad de analizar las posibilidades de inversión, tanto a nivel público como privado. Según dijo, la península de Senegal es "la nariz por la que respira África". El presidente apuntó que la delegación española es "la más importante" que ha acudido a su país por parte de los miembros de la Unión Europea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies