La esposa del presidente de Nigeria dice que podría no apoyarle en los próximos comicios

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La esposa del presidente de Nigeria dice que podría no apoyarle en los próximos comicios

El presidente de Nigeria, Muhamadu Buhari
AFOLABI SOTUNDE/REUTERS
Publicado 14/10/2016 6:20:09CET

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Aisha Buhari, esposa del presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha advertido este viernes de que podría no respaldarle en las próximas elecciones si no reforma su Gobierno.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC, Aisha Buhari ha dicho que el presidente "no conoce" a la mayoría de los altos cargos a los que ha nombrado.

Así, ha sugerido que "unas pocas personas" están detrás de los nombramientos presidenciales, recalcando que Buhari "no conoce a 45 de cada 50 de las personas a las que ha nombrado".

"Tampoco yo les conozco, y he sido su esposa desde hace 27 años", ha subrayado, en un ejemplo del creciente descontento en el país con las acciones del Gobierno que encabeza el mandatario.

Buhari fue elegido en 2015 tras prometer que haría frente a la corrupción y el nepotismo, y afirmó durante su discurso de jura del cargo que "no pertenece a nadie y pertenece a todos".

Sin embargo, su esposa ha criticado que personas que no comparten la visión del gubernamental Congreso de Todos los Progresistas están siendo nombrados para altos cargos.

"Algunas personas están sentadas en casa esperando a que les llamen para encabezar una agencia o para ocupar un puesto en un ministerio", ha dicho, rechazando dar nombres y afirmando que "se les conoce si se ve la televisión".

Por ello, ha recalcado que, si bien Buhari no le ha comunicado si se presentará a la reelección, no hará campaña ni pedirá a las mujeres que le respalden, a menos que cambie la deriva de su Ejecutivo.

Pese a ello, ha destacado la mejora de la situación de la seguridad en el país, especialmente en el norte del país, donde opera la secta islamista Boko Haram, que recientemente juró lealtad al grupo yihadista Estado Islámico.

"Nadie se queja de ser atacado en su propia casa. Afortunadamente, todo el mundo puede caminar libremente e ir a sus centros de culto", ha sostenido Aisha Buhari.

"Incluso los niños en Maiduguri han vuelto a las escuelas", ha destacado, en referencia a la localidad que fue uno de los bastiones de Boko Haram en el país durante los últimos años.

Este jueves, el grupo extremista ha anunciado la liberación de 21 de las más de 200 menores secuestradas en abril de 2014 en Chibok, en el norte de Nigeria.

El propio Buhari ha celebrado la liberación, si bien ha hecho hincapié en que "más de 30.000 compatriotas han muerto víctimas del terrorismo" de Boko Haram, que pretende crear un Estado islámico en la parte norte del país.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies