Estado Islámico contiene el avance del Ejército iraquí al sur de Mosul

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Estado Islámico contiene el avance del Ejército iraquí al sur de Mosul

Fuerzas especiales iraquíes en la toma a Mosul
GORAN TOMASEVIC/REUTERS
Publicado 26/10/2016 15:18:17CET

QAYYARA/BAGDAD (IRAK), 26 Oct. (Reuters/EP) -

Los milicianos de Estado Islámico están manteniendo este miércoles su férrea defensa en las estribaciones al sur de Mosul, lo que ha contenido a las tropas iraquíes en el frente sur y forzado a la unidad de élite del Ejército al este de la ciudad a suspender su avance más rápido.

Diez días después del inicio de la ofensiva, las unidades del Ejército iraquí y de la Policía están tratando de desalojar a los milicianos de las localidades en la región de Shora, 30 kilómetros al sur de Mosul.

Las líneas de frente en otras áreas se han acercado mucho más a las afueras de Mosul, la última gran ciudad bajo control de los milicianos en Irak y que controlan desde junio de 2014. La unidad de élite que avanzaba por el este ha parado su avance ante su aproximación a zonas construidas, a la espera de que otras fuerzas de ataque cierren la brecha.

"A medida que las fuerzas iraquíes se acercan a Mosul, vemos que la resistencia de Daesh se hace más fuerte", ha comentado el mayor Chris Parker, portavoz de la coalición en la base aérea de Qayyara, al sur de Mosul y que sirve de centro para la campaña.

Un alto cargo estadounidense ha cifrado en uno 50.000 efectivos terrestres iraquíes los que están participando en la ofensiva, de los que una fuerza central de 30.000 proceden de las fuerzas armadas, 10.000 son combatientes kurdos y otros 10.000 policías y voluntarios locales.

Las unidades del Ejército iraquí están desplegadas al sur y al este, mientras que los combatientes kurdos están atacando desde el este y el norte de la ciudad, donde se cree que se encuentran entre 5.000 y 6.000 milicianos.

Estados Unidos cuenta con unos 5.000 efectivos en Irak. Más de un centenar de ellos están empotrados con las fuerzas iraquíes y los peshmergas kurdos para asesorar a los comandantes y ayudar a la capacidad aérea de la coalición a localizar objetivos. Ninguno de ellos está desplegado en el frente.

Está previsto que las fuerzas de ataque aumenten pronto cuando las milicias chiíes entrenadas y respaldadas por Irán se sumen a las fuerzas iraquíes. Las milicias, conocidas colectivamente como Hashid Shaabi o Movilización Popular, dijeron la semana pasada que ayudarían a recuperar Tal Afar, una ciudad de mayoría turcomana al oeste de Mosul.

El portavoz del Ministerio de Defensa iraquí, general de Brigada Yahya Rasool, ha declarado este miércoles a la cadena de televisión Al Sumariya que las milicias chiíes abrirán un nuevo frente en Mosul en los próximos días. El portavoz no ha dado más detalles, pero Hadi al Amiri, jefe de Badr, la más potente de estas milicias, dará una rueda de prensa este miércoles.

La población de Tal Afar era una mezcla de turcomanos tanto suníes como chiíes hasta que los chiíes huyeron de la ciudad hace dos años. La participación de las milicias chiís hace temer que pueda producirse una ola de violencia sectaria contra la mayoría suní de la población de la región.

El ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha señalado este miércoles que Turquía adoptará medidas si las milicias apoyadas por Irán atacan Tal Afar.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies