Estado Islámico expulsa al Ejército sirio de una zona de Damasco tras la retirada de los rebeldes

Bandera de Estado Islámico pintada en un muro
REUTERS / ALAA AL-MARJANI - Archivo
Publicado 20/03/2018 12:32:07CET

BEIRUT, 20 Mar. (Reuters/EP) -

Milicianos de Estado Islámico que controlan un pequeño distrito de Damasco han ganado terreno tras expulsar a unidades del Ejército sirio que tomaron posiciones en una zona aledaña que los rebeldes abandonaron la semana pasada, según ha informado este martes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

En combates en las últimas 24 horas, los yihadistas han matado a 36 soldados, según el Observatorio, si bien el Ejército sirio no se ha pronunciado por ahora al respecto.

El distrito de Al Qadam se encuentra en los suburbios al sur de la capital y no forma parte de la ofensiva del Ejército contra el enclave rebelde de Ghuta Oriental. Este se encuentra en las proximidades del campo de refugiados palestinos de Yarmuk, escenario de feroces combates en el inicio de la guerra.

La semana pasada, los rebeldes que controlaban parte de Al Qadam desde hacía años abandonaron el distrito hacia zonas opositoras en el norte de Siria en el marco de un acuerdo de evacuación con el Gobierno, lo que permitió al Ejército entrar en la zona.

Sin embargo, el grupo de Estado Isláico que controlaba otra zona de Al Qadam, y que ha mantenido combates esporádicos con los rebeldes allí, lanzó un asalto para tomar la zona que estos habían abandonado.

Estado Islámico ha perdido buena parte del territorio que llegó a
controlar en Siria y actualmente solo cuenta con un pequeño reducto en Al Qadam, una franja de territorio en el suroeste de Siria cerca de las fronteras con Israel y Jordania y dos pequeñas zonas de desierto a ambos lados del Éufrates cerca de la frontera con Irak.