Estado Islámico reivindica el ataque contra la universidad de Ohio

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Estado Islámico reivindica el ataque contra la universidad de Ohio

Abdul Razak Ali Artan, atacante de la Universidad de Ohio
HANDOUT ./REUTERS
Actualizado 29/11/2016 20:20:00 CET

WASHINGTON, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El grupo terrorista Estado Islámico ha asegurado que el inmigrante somalí que cometió el lunes un ataque en la Universidad Estatal de Ohio era un "soldado del califato", lo que confirmaría la hipótesis terrorista con la que especulaban las autoridades estadounidenses.

Once personas resultaron heridas después de que Abdul Razak Alí Artan, de 20 años, irrumpiese en el campus de Columbus, donde estudiaba. Tras atropellar a un grupo de peatones, se bajó del vehículo y apuñaló a varias personas más antes de ser abatido a tiros por un policía.

La agencia de noticias Amaq, vinculada a Estado Islámico, ha asegurado este martes que el agresor era un "soldado del califato" y ha enmarcado este ataque dentro de la ofensiva del grupo terrorista contra los ciudadanos de los países que participan en la coalición internacional, según el portal SITE.

Los investigadores no han encontrado pruebas que vinculen a Artan con otros individuos o células terroristas, pero sí sospechan que pudo radicalizarse y actuar por su cuenta como un 'lobo solitario', según dos fuentes citadas por la agencia de noticias Reuters. El joven había llegado en 2014 a Estados Unidos y tenía permiso de residencia.

Se repetiría así el patrón de otros ataques anteriores en suelo estadounidense como el ocurrido en junio en una discoteca de Orlando (Florida) que concluyó con 49 muertos o el asesinato de cinco militares en Chattanooga (Tennessee). Tanto en estos ataques como en el de la universidad, los responsables han sido identificados como musulmanes.

Artan había dicho en Facebook estar "harto" de ver cómo los musulmanes seguían muriendo y advertía de que había llegado a un "punto de ebullición", según una fuente citada por Reuters. En una entrevista al periódico de la universidad, aseguró que tenía miedo de rezar en público. "Si la gente me mira, un musulmán rezando, no sé lo que van a pensar, lo que va a ocurrir", declaró, según CNN.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies