El Estado Islámico resiste la ofensiva de las fuerzas gubernamentales en el noroeste de Mosul

Un miembro de la Policía Federal iraquí dispara contra Estado Islámico
ANDRES MARTINEZ CASARES/REUTERS
Publicado 07/05/2017 14:14:05CET

BAGDAD, 7 May. (Reuters/EP) -

Las fuerzas iraquíes progubernamentales han lanzado un ataque sobre los barrios del noroeste de Mosul que aún controla el Estado Islámico para abrir un nuevo frente, pero se han encontrado con la fiera resistencia de los yihadistas pese a que la ofensiva sobre la ciudad se inició hace ya siete meses.

Los milicianos de negro contraatacan con suicidas en coches bomba y francotiradores estratégicamente apostados en puntos clave de la ciudad arropados por los cientos de miles de civiles que aún siguen dentro de la zona asediada en la práctica ya como rehenes.

La semana pasada las fuerzas gubernamentales lograron consolidar una cabeza de playa en el barrio de Musherfa, en el norte de la ciudad, e intentan ahora avanzar hacia el sur, hacia el centro histórico. El sábado el Ejército informó de que controlan totalmente Musherfa, pero fuentes consultadas el domingo por Reuters han advertido de que aún hay combates y el humo que se eleva desde allí y que ha podido ver un corresponsal de la agencia de noticias constata esta información.

"Combatir al Estado Islámico en Musherfa con un gran número de familias aún atrapadas en sus casas está haciendo más complicada la batalla", ha explicado un coronel de la Novena División Blindada, que participa en la ofensiva.

La nueva ofensiva desde el noroeste comenzó la semana pasada después de que el avance en los distritos del sur de la ciudad se viera frenado alrededor de la Ciudad Vieja, donde está localizada la simbólica Mezquita de Al Nuri, donde el líder de Estado Islámico proclamó el califato en 2014.

Las fuerzas iraquíes cuentan con el respaldo de la coalición contra el Estado Islámico liderada por Estados Unidos, que está realizando ataques aéreos y prestando asesoramiento sobre el terreno.

Este domingo han llegado al noroeste de la ciudad refuerzos procedentes de la División de Respuesta Rápida para colaborar en la revisión de los barrios de la rivera del río Tigris, que parte en dos la ciudad.

"La brigada participará en la batalla para recuperar Hawi al Kanisa y también para ayudar a la Novena División del Ejército a incrementar la presión sobre los combatientes del Estado Islámico", ha explicado un oficial de la División de Respuesta Rápida en declaraciones bajo condición de anonimato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies