Estado Islámico tendría una fortuna de 3.000 millones de euros

Bandera de Estado Islámico en Raqqa
REUTERS / ERIK DE CASTRO
Publicado 25/04/2018 16:14:29CET

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo terrorista Estado Islámico acumularía una fortuna de 3.000 millones de euros, más que ninguna otra organización a lo largo de la historia, según las estimaciones de los servicios de Inteligencia franceses, que atribuyen la mitad de este dinero al potencial agrícola de las zonas que ha controlado en Siria e Irak durante tres años.

La emisora francesa Europe 1 ha puesto cifra a los réditos económicos obtenidos por Estado Islámico, que inicialmente cimentó gran parte de su despegue en el control del petróleo, gracias al cual pudo obtener unos 100 millones de dólares al año antes de comenzar a perder los territorios sirios e iraquíes que dominó de forma implacable.

En estas zonas, implantó una administración que incluyó un ministerio de Ghanima (botín, en árabe) con poder para confiscar las tierras de todos los considerados infieles --básicamente musulmanes chiíes, cristianos y yazidíes-- para cedérselas a sus partidarios, lo que le permitió acumular 1.500 millones de euros.

El régimen yihadista también se encargaba de que a los combatientes extranjeros no les faltase de nada y, por ejemplo, ofreció una vivienda gratis en Mosul a la esposa de uno de los responsables del atentado cometido el 13 de noviembre de 2015 en la sala Bataclan de París, según Europe 1.

Los servicios de Inteligencia franceses también han identificado como fuentes de ingreso las cuotas recaudadas en transacciones locales y las multas dictadas por los tribunales islámicos. Gracias a estas multas, la organización se habría embolsado alrededor de 1.000 millones de euros.

BLANQUEO DE DINERO

Lejos de dejar parada esta fortuna, Estado Islámico lo ha reinvertido, en algunos casos mediante tapaderas legales como empresas de piscifactoría en Irak, según otra investigación revelada el martes por el periódico galo 'Le Monde' y que evidencia la dificultad de seguir la pista al dinero.

También se habrían detectado inversiones en Turquía o países de Oriente Próximo en casas de cambio, a través de las cuales pueden enviar fondos a los terroristas mediante tarjetas prepago o servicios de monedero electrónico. Se serviría, además, de la transferencia de fondos a través de Internet.