Estados Unidos acusa a Rusia de "jugar con fuego" por alardear de su armamento nuclear

Publicado 25/06/2015 22:03:06CET

WASHINGTON, 25 Jun. (Reuters/EP) -

Estados Unidos ha acusado este jueves a Rusia de estar "jugando con fuego" por su alarde de armamento nuclear y ha asegurado estar dispuesto a evitar una posible ventaja militar de Moscú mediante sus violaciones al tratado INF (sobre misiles nucleares de alcance medio y corto), según declaraciones del subsecretario de Defensa estadounidense.

El subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Roberto Work, en un discurso en la Cámara Baja del Congreso ha asegurado también que la modernización y el mantenimiento del armamento nuclear del país durante los próximos años podría subir hasta un siete por ciento del presupuesto de Defensa desde el tres o el cuatro por ciento actual, lo que podría sacrificar otros programas militares a menos que se aprobase financiación adicional.

En declaraciones ante la Comisión de las Fuerzas Armadas en la Cámara de Representantes, Work ha afirmado que el esfuerzo de Moscú por usar sus armas nucleares para intimidar a los países vecinos ha fracasado y sólo ha producido el acercamiento a Rusia de las tropas de la OTAN.

"Cualquiera que piense que puede controlar una escalada del uso de armas nucleares está literalmente jugando con fuego", ha asegurado Work, añadiendo que el armamento nuclear sería el último paso de una escalada militar. El 'número dos' de Defensa también ha alertado de que Rusia continúa violando el tratado INF, que prohíbe el uso de misiles balísticos y de crucero con un alcance de 500 a 5.500 kilómetros.

Work ha asegurado que el Pentágono intentará instar al presidente, Barack Obama, a responder a las violaciones del tratado impidiendo que Rusia gane ventaja militar.

El anuncio de la modernización llega en un momento en que el Pentágono lucha con presupuestos muy apretados y precisa de otras armas caras como el caza de quinta generación 'F-35 Joint Strike Fighter' y nuevos buques de guerra.

Estados Unidos está a punto de embarcarse en un costoso esfuerzo económico a largo plazo para modernizar su anticuado armamento nuclear, que incluye armas, submarinos, bombarderos y misiles balísticos. La estimación del coste de la modernización va desde los 355.000 millones de dólares en una década (unos 316.800 millones de euros) al billón de dólares en 30 años (unos 892.000 millones de euros).

"Sin presupuesto adicional dedicado a la modernización del armamento estratégico, sostener este nivel de gasto supondrá tomar decisiones muy, muy duras y tendrá impacto en otras medidas de Defensa", ha asegurado Work, en referencia al presupuesto anual de Defensa, que ha sido de 500.000 millones de dólares durante los últimos años (unos 446.000 millones de euros).

Varios grupos de control de armas sostienen que la potencia nuclear de Estados Unidos es más que suficiente para lograr los objetivos estratégicos del presidente y que el Pentágono podría ahorrar dinero recortando prudentemente el tamaño de la triada nuclear y otras medidas.