Estados Unidos desbloquea la mitad de los fondos congelados para la UNRWA

Un palestino junto a un saco de harina de la UNRWA en la Franja de Gaza
REUTERS / IBRAHEEM ABU MUSTAFA
Actualizado 16/01/2018 21:37:42 CET

WASHINGTON, 16 (Reuters/EP)

El Gobierno de Estados Unidos desbloqueará 60 millones de dólares en fondos para la agencia de la ONU que ayuda a los refugiados palestinos (UNRWA), aunque aún mantendrá congelada una partida de 65 millones, en el marco de la revisión ordenada por el presidente, Donald Trump.

Washington tenía previsto entregar a la UNRWA 125 millones de dólares el 1 de enero, pero dicha colaboración quedó paralizada a la espera de analizar a fondo la ayuda brindada a la Autoridad Palestina, que ha suspendido sus contactos con el Gobierno norteamericano a raíz de que Trump reconociese Jerusalén como capital israelí.

Una fuente del Gobierno estadounidense ha confirmado que finalmente se entregarán 60 millones de dólares de esta partida, para garantizar la actividad de la agencia "en el futuro cercano", mientras que otros 65 millones quedan a expensas de "consideraciones futuras". Washington quiere que la UNRWA analice "la forma en la que trabaja y la forma en la que se financia", ya que echa en falta un mayor compromiso de otros países.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, ha insistido en rueda de prensa que el último anuncio "no tiene como objetivo castigar" a nadie, sino que se enmarca dentro de los esfuerzos de Washington para reformar la organización.

Trump recriminó a principios de este mes a los palestinos que no mostrasen "ningún aprecio o respeto" por los "cientos de millones de dólares" que recibían de Estados Unidos. "Ni siquiera quieren negociar el tan esperado tratado de paz con Israel", criticó el presidente en Twitter.

Trump ha endurecido su política hacia los palestinos desde el pasado 6 de diciembre, cuando anunció el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, acabando así con uno de los pocos puntos de consenso que había en este tema, según el cual el estatus de la Ciudad Santa debía decidirse en la mesa de negociaciones.

"BARRER LOS DERECHOS DEL PUEBLO PALESTINO"

Una segunda fuente del Gobierno norteamericano ha admitido que el equipo del presidente estudió inicialmente cortar toda la ayuda para la UNRWA, pero dio marcha atrás al considerar que una medida tan radical sólo contribuiría a desestabilizar la región.

Un miembro de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Wasel Abu Yusef, ha asegurado que, con la decisión de este martes, "la Administración de Estados Unidos sigue barriendo los derechos del pueblo palestino". "Primero declara Jerusalén como capital de Israel y ahora el tema de los refugiados", ha lamentado en declaraciones a la agencia Reuters.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha recordado que los servicios que facilita la UNRWA son de "extrema importancia", no sólo para garantizar el bienestar de los beneficiarios directos de sus programas, sino también para los propios israelíes, en la medida en que representan "un factor importante de estabilidad" para la zona.

"Si la UNRWA no es capaz de proporcionar servicios vitales y los apoyos de emergencia que ha estado ofreciendo, se creará un problema muy, muy grave", ha advertido Guterres, que ha prometido "hacer todo lo posible para evitar esta situación".