Estados Unidos se plantea la ofensiva en Helmand como un primer paso para permanecer en la zona

 

Estados Unidos se plantea la ofensiva en Helmand como un primer paso para permanecer en la zona

Actualizado 02/07/2009 6:15:43 CET

NUEVA YORK, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos quiere que la ofensiva iniciada hoy en el sur de Afganistán --Operación Janjar (golpe de espada)---, en el valle del río Helmand, sirva como primer paso para la permanencia de las tropas norteamericanas en la zona, feudo de los talibán.

Cientos de marines estadounidenses se desplegaron hoy en helicópteros y convoyes armados al valle del río Helmand, en la que representa la primera prueba de la nueva estrategia anti insurgente del Ejército estadounidense en Afganistán.

En dicha operación participan unas 4.000 tropas de la Segunda Brigada de Expedición de los Marines norteamericanos, que ya fueron desplegados en el país a principios de año por orden del presidente estadounidense, Barack Obama. Además, según un comunicado de los propios Marines, Estados Unidos ha contado con la ayuda de 650 militares y policías afganos.

El comandante de las Brigadas de Expedición, el brigadier general Larry Nicholson, indicó en la nota que "lo que diferencia la Operación Janjar de las anteriores es la cantidad de fuerzas participantes, la velocidad de su inserción y el hecho de que van para quedarse".

Por su parte, una fuente del Departamento de Defensa calificó esta operación de "muy significativa" en declaraciones a la cadena CNN. "No es común que las fuerzas operen a nivel de brigada (...) De hecho, generalmente sólo realizan misiones a nivel de pelotones", aseguró, al tiempo que destacó que el despliegue se realice "en el área más problemática de Afganistán".

"No sólo están realizando una ofensiva para echar a los malos, sino que la hacen para controlar la zona y quedarse en ella", afirmó la fuente. Este oficial ve en la medida un ejemplo de la nueva "filosofía" del comandante de las tropas en el país, el general Stanley McChrystal. Así, destacó que se trata de medidas cuyo éxito se mide por el número de afganos protegidos y no por la cifra de milicianos abatidos.

FEUDO TALIBÁN

Un testigo de Reuters indicó que se podían ver destellos en el cielo de la localidad de Nawa, al sur de la capital de la provincia de Helmand, Lashkar Gah. El valle donde se inició la operación es una de las áreas con más plantaciones de opio de Afganistán, para beneficio de las milicias talibán.

En los últimos dos meses, Estados Unidos ha enviado a 8.500 marines a Helmand en el marco de un refuerzo militar que incrementará el contingente norteamericano de 32.000 efectivos a principios de año a 68.000 a finales. La intención de la administración de Obama es controlar a los talibán en el sur de Afganistán a tiempo para las elecciones presidenciales del próximo 20 de agosto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies