Estados Unidos está "profundamente preocupado" por las tensiones políticas en Kenia

Contador
 La Policía De Kenia Ha Utilizado Este Martes Gas Lacrimógeno Y Porras Para Disp
REUTERS / THOMAS MUKOYA
Publicado 06/10/2017 16:42:00CET

WASHINGTON, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Estado norteamericano está "profundamente preocupado" por el deterioro de la situación política en Kenia de cara a las elecciones convocada para el próximo 26 de octubre, al tiempo que ha hecho un llamamiento para que los comicios se lleven a cabo de "manera justa, libre y fiable".

"El Gobierno de Estados Unidos está profundamente preocupado por el deterioro del ambiente político en Kenia de cara al próximo 26 de octubre. Estamos comprometidos en el apoyo de unos comicios celebrados de manera justa, libre y fiable que sean coherentes con la Constitución de Kenia", ha afirmado el Departamento de Estado en un comunicado este viernes

El pasado 1 de septiembre, el Tribunal Supremo de Kenia decidió anular la victoria del presidente, Uhuru Kenyatta, en las elecciones y ordenó que se repitiesen los comicios por supuestas irregularidades en el proceso, la primera ocasión en que una corte anula un proceso electoral en África.

El alto tribunal ordenó que en el plazo de 60 días se repitan los comicios presidenciales, que enfrentaron a Kenyatta con el candidato opositor, Raila Odinga, que recurrió los resultados de las elecciones por irregularidades. La junta electoral proclamó la victoria de Kenyatta por un margen de 1,4 millones de votos.

El presidente aseguró que la decisión del Tribunal Supremo de anular los resultados de las últimas elecciones ha supuesto un "golpe de Estado" contra la voluntad del pueblo keniano y desde entonces se han producido numerosas manifestaciones en contra del mandatario, provocando temores por parte de la comunidad internacional ante una posible escalada de violencia.

"Estas elecciones ofrecen a Kenia la oportunidad de inspirar y moldear el futuro de África. Estamos con todos los kenianos que quieran avanzar en su democracia", han añadido desde el Departamento de Estado.

La denuncia de fraude electoral por parte de la oposición desató violentas protestas en Nairobi y otras ciudades que dejaron decenas de muertos e hicieron temer una crisis postelectoral similar a la de 2007, que se saldó con más de mil muertos y 600.000 desplazados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies