Estancadas las conversaciones para formar gobierno en Dinamarca

Publicado 25/06/2015 20:32:36CET

COPENHAGUE, 25 Jun. (Reuters/EP) -

Las conversaciones para formar gobierno entre los partidos de centroderecha daneses se han estancado este jueves, una semana después de que los resultados de las elecciones forzaran la renuncia del gobierno de centroizquierda, debido a las peticiones de la formación euroescéptica del Partido Popular Danés (PPD) para aumentar el gasto público.

El resultado de los comicios le dio el poder al bloque de centroderecha, formado principalmente por el Partido Liberal (PL), el PPD y dos formaciones pequeñas. Una de ellas, el Partido Conservador (PC) ha descartado entrar en un hipotético gobierno, lo que garantiza una coalición minoritaria.

En las negociaciones, lideradas por los liberales, el PPD se ha mantenido firme en su deseo por aumentar el gasto público, lo que ha obligado a los primeros a abandonar su postura de congelar cualquier tipo de gasto por parte del Estado con el objetivo de construir una agrupación de gobierno viable.

"Todavía creo que el Partido Popular Danés no obtendrá más influencia dentro del gobierno (que fuera)", ha asegurado en declaraciones a los periodistas el líder del PPD, Kristian Thulesen Dahl. "Vamos a ser pacientes y a mantener las distancias, pero todavía las bases del acuerdo no son lo suficientemente buenas como para que entremos en el gobierno", ha asegurado Dahl este jueves.

Aunque el PPD, cuyo deseo principal es contener la inmigración, ha ganado en votos a los liberales, la formación se ha mostrado bastante distante de la propuesta de entrar en el gobierno, consciente de la experiencia de los partidos alternativos en Dinamarca y en el extranjero, que suelen perder apoyo electoral al formar gobierno debido a las cesiones a los partidos grandes.

En última instancia, si el PPD se mantiene al margen del gobierno, podría influir más luchando por un mayor gasto en sanidad en las negociaciones anuales del presupuesto, según ha manifestado Dahl este jueves por la mañana.

Para los liberales, sin embargo, esta posibilidad significaría la formación de un gobierno aún más pequeño con sus 47 escaños o con los 60 escaños junto a la Alianza Liberal de centroderecha, en un Parlamento con 179 diputados.