La Eurocámara aprueba 100 millones para entrenar y equipar a fuerzas militares locales en casos excepcionales

Publicado 11/07/2017 18:34:40CET

BRUSELAS, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara ha aprobado --con 47 votos a favor, 14 en contra y cuatro abstenciones-- destinar una partida adicional de 100 millones de euros antes de 2020 para el Instrumento para la Paz y la Estabilidad de la UE para entrenar y equipar a fuerzas militares de terceros países en circunstancias excepcionales.

El Instrumento para la Paz y la Estabilidad de la UE es el principal fondo de la UE para paliar crisis y financiar proyectos para afianzar la paz y la estabilidad y está dotado actualmente de 2.300 millones de euros.

Los fondos adicionales deben contribuir en "circunstancias excepcionales" a costear la consolidación de las capacidades militares en países socio según el proyecto normativo respaldado por los eurodiputados, que han dado luz verde además a iniciar las negociaciones con los Veintiocho.

Actividades de formación, adiestramiento y asesoramiento de las fuerzas militares de terceros países y su equipamiento no letal podrían ser costeadas con fondos de la UE en circunstancias excepcionales, pero también infraestructura como sistemas informáticos u hospitales, según la propuesta normativa en la mesa para revisar el Instrumento para la Paz y la Estabilidad, que ha financiado más de 260 proyectos para consolidar la paz y la estabilidad en 68 países.

Eso sí, ningún fondo de la UE se destinará para adquirir armas para fuerzas militares de terceros países ni construirlas como tal ni para su entrenamiento en técnicas de combate.

La UE ya cuenta con varios instrumentos para apoyar a las fuerzas de seguridad civiles como la Policía de países terceros para contribuir a financiar materiales como vehículos y radios pero el apoyo a las fuerzas militares siempre ha estado excluida de la financiación comunitaria.

El objetivo de la revisión del Fondo es reforzar el vínculo entre la seguridad y el desarrollo de terceros países y reconocer que en algunos casos el apoyo a las fuerzas militares de terceros países es la única manera de restablecer la seguridad y restituir la Administración y los servicios básicos a la población.

También contribuiría a atajar el problema al que se enfrenta la Unión Europea en muchos casos de entrenar a fuerzas locales que luego no tiene equipos para realizar sus tareas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies