La Eurocámara censura promoción del jefe de gabinete de Juncker a la secretaría de la Comisión y pide investigarla

Recurso Del Pleno De La Eurocámara
REUTERS/VINCENT KESSLER - Archivo
Publicado 12/03/2018 20:58:00CET

El comisario de Recursos Humanos insiste en que el nombramiento respetó las normas internas

BRUSELAS, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Eurocámara ha censurado este lunes la promoción del jefe de gabinete del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, Martin Selmayer al puesto de secretario general de la Comisión Europea de forma acelerada y sin transparencia y ha reclamado que la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo lo investigue, algo que han planteado los grupos Verde y la Izquierda Unitaria Europa y ha sido respaldado por abrumadora mayoría de la Cámara.

"Esto desacredita una institución que sabemos que está principalmente compuesta por profesionales con mucho talento", ha subrayado la portavoz del grupo popular europeo, Françoise Grossetête, pese a reconocer la prerrogativa del presidente de la Comisión "de hacer nombramientos a puestos estratégicos y políticos" y no cuestionar las "competencias" de Selmayer.

"La intervención de la Comisión de Presupuesto es muy bienvenida en este caso", ha agregado su compañera de filas, Marian-Jean Marinescu, aunque minutos antes del debate el eurodiputado del PP, Esteban González Pons, se mostrara contrario a que la Eurocámara aprobara una resolución sobre el nombramiento del Selmayer tras recordar que es una "competencia política" de Juncker.

El portavoz de los socialistas, Arndt Kohn, ha considerado que el nombramiento de Selmayer da "alas a los euroescépticos" cuando "el Brexit está en el aire, hay muchos populismos y el proyecto europeo está cuestionado" y ha avanzado que su grupo pedirá una enmienda al informe sobre la descarta presupuestaria para reclamar "un procedimiento transparente para encontrar el mejor candidato" para cubrir los puestos de alto rango en las instituciones comunitarias.

Desde las filas de los conservadores y reformistas, el eurodiputado Jan Zahradil, ha tachado de "políticamente motivado" el nombramiento de Selmayer y ha instado a la Comisión Europea ha aclarar si el procedimiento para nombrar a Selmayer primero a vicesecretario general de la Comisión y acto seguido secretario general de la Comisión tras la dimisión de su antecesor en el cargo Alexander Italianer "ocurrió en 9 minutos" y si fue "el único candidato o había más" al puesto de vicesecretario general, dado que las normas internas exigen que al menos haya un candidato y una candidata.

La portavoz de los liberales, Sophie In't Veld, ha considerado "un grave error" el nombramiento de Selmayer "Y debe corregirse", ha remachado. "La Comisión tendrá que elegir qué es más importante: la carrera del Señor Selmayer o la credibilidad de la UE", ha remachado, tras criticar que el propio Juncker no acudiera al pleno a defender su "decisión política" de nombrarle. Su colega, el eurodiputado del PDeCat, Ramón Tremosa, también ha cuestionado la "doble promoción" de Selmayer y ha instado a aclarar si ha habido "una competición falsa interna", al tiempo que ha celebrado que la Defensora del Pueblo vaya a analizar la cuestión.

El vicepresidente de los Verdes, Philippe Lamberts, ha justificado que la Comisión de Control Presupuestario investigue el nombramiento en un momento en que hay "un aumento de la hostilidad hacia el proyecto europeo" aunque ha admitido que "nadie" cuestiona el "talento" de Selmayer, pero sí ha criticado su "centralización autoritaria" en la Comisión.

"Todo en torno a este nombramiento apesta. Todo se ha hecho a puerta cerrada", ha denunciado el portavoz de la Izquierda Unitaria Europea, Dennis De Long, durante el debate, para justificar también "que se investigue" a través de la Comisión de Control Presupuestario. "Queremos todos los hechos sobre la mesa", ha zanjado, tras acusar al comisario Oettinger de tratar a los eurodiputados "como a niños" por su falta de respuestas.

Desde las filas del grupo euroescéptico de la Europea de la Libertad y la Democracia Directa, el eurodiputado de UKIP, Nigel Farage, ha acusado a la Comisión de "nepotismo" por un nombramiento "acelerado" para dar "un trabajo de 20.000 euros" a Selmayer, "el burócrata favorito de Juncker", "sin ninguna transparencia" y ha celebrado que este episodio ha "arrojado algo de luz" sobre una institución "no elegida". "Es el amaño perfecto", ha denunciado.

"Gracias a dios que Reino Unido se va", ha agregado, mientras que desde el grupo de la Europa de las Naciones y la Libertad, el eurodiputado Olaf Stuger, también se ha dicho "consternado" por el nombramiento y ha ironizado que Juncker pase a tener también el poder para "nombrar a miembros del Parlamento Europeo a dedo".

El eurodiputado del Frente Nacional Bruno Gollnisch también ha acusado al comisario Oettinger de tratar a los eurodiputados como "niños, no respondiendo" y también le ha instado a aclarar si la española Clara Martínez Alberola, nombrada como nueva jefa de gabinete de Juncker, "acordó retirar" su candidatura a secretaria general adjunta "para allanar el camino" a Selmayer, algo que también la eurodiputada socialista gala Pervenche Berès ha pedido aclarar.

"¿Es legal esto?", subrayó el eurodiputado del Frente Nacional, al tiempo que ha preguntado si el resto de comisarios aceptó el nombramiento de Selmayer a cambio de que este les prometiera aumentar los salarios de los excomisarios para darles "el doble y el triple de lo que reciben ahora" cuando abandonaran el cargo. "Este es el tipo de respuestas que necesitamos", ha remachado.

El comisario de Recursos Humanos y Presupuesto de la Comisión Europea, Gunter Oettinger, ha asegurado que se toma "muy en serio la investigación" de la Eurocámara pero ha defendido que se han respetado "todas las normas" internas y ha reclamado no tratar como "un monstruo" a Selmayer, cuyas competencias y cualificaciones ha defendido para el puesto después de haber sido jefe de gabinete de Juncker durante tres años.

"Se han cumplido todos los requisitos formales. Hemos actuado en línea con los procedimientos y el candidato está cien por ciento cualificado para el puesto", ha zanjado. "Trabaja muy duro y tiene una posición proeuropea y por encima de todo tiene la confianza del presidente de la Comisión", ha remachado.

"Hemos hecho todo siguiendo las normas. Hubo un concurso para el puesto de secretario general adjunto, luego hubo una evaluación externa de los candidatos. Tuvimos la entrevista con una Comité de Asesoramiento en la Comisión y luego la entrevista del presidente y conmigo un día antes de la elección", ha asegurado el comisario alemán, que ha dejado claro que las normas internas de nombramientos las acordaron el Consejo y la Eurocámara. "Si quieren cambiarlo, tenemos que discutirlo", ha recordado.

Oettinger ha negado tratar "como niños" a los eurodiputados y ha insistido en que tienen "respuesta a todas las preguntas" y las remitirán "para el 14" de marzo, tal y como se requiere. "Me tomo la investigación en serio", ha asegurado, al tiempo que ha recordado que ha venido él a dar explicaciones a la Eurocámara porque así lo decidieron los líderes de los grupos políticos.

"Seguro que si la Conferencia de Presidentes quiera hablar con mi presidente, habría estado aquí", ha zanjado, negando que la Comisión tenga "ninguna propuesta" para mejorar la "condición" de los excomisarios cuando abandonen el puesto. "Esto son fake news", ha asegurado.