La Eurocámara explora medidas legales contra la CE por no imponer reciprocidad en visados a EEUU

Sede de la Eurocámara en Estrasburgo
REUTERS/VINCENT KESSLER
Publicado 30/05/2017 14:46:20CET

BRUSELAS, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Eurocámara va a examinar posibles medidas legales contra la Comisión Europea por no imponer visados a los ciudadanos de Estados Unidos que viajan a la Unión Europea, a pesar de que así lo establece la normativa comunitaria como respuesta a la decisión de Washington de mantener este requisito de viaje a los nacionales de cinco Estados miembros.

Así lo ha decidido este martes la comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo en un voto que revoca la intención inicial de los grupos de no seguir adelante con esta reivindicación, han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Ahora le corresponderá a la comisión europarlamentaria de Asuntos Jurídicos, que es la competente en la materia, analizar la situación y pronunciarse sobre si el Ejecutivo comunitario está quebrantando la legislación comunitaria por no imponer la reciprocidad en materia de visados.

Será esta segunda comisión la que dirá si Bruselas debe ser llevada ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) por quebrantar la ley europea. El presidente de la Eurocámara podría después cumplir con la recomendación emitida sin necesidad de someterla al voto del pleno.

Bruselas insiste en agotar la "vía diplomática" para convencer a las autoridades estadounidenses de que dejen entrar en su territorio sin visado a los nacionales de Bulgaria, Croacia, Chipre, Polonia y Rumanía, según ha indicado una portavoz comunitaria.

El mecanismo de reciprocidad obliga a la Comisión Europea a solicitar la reintroducción de los visados durante un periodo de un año a un país tercero, si en un plazo de 24 meses tras la notificación del desacuerdo este país no ha librado de la obligación de visado a todos los ciudadanos comunitarios.

En el caso de Estados Unidos, este plazo expiró en abril de 2016, pero Bruselas se resiste a cumplir con el proceso porque teme que la simple recomendación de reintroducir los visados resulte contraproducente y la Casa Blanca tome represalias contra el resto de países de la UE.

Con todo, el acto delegado que le corresponde adoptar al Colegio de Comisarios sólo sería una nueva señal de alerta para Washington, ya que tanto el Consejo como la Eurocámara podrían parar el proceso antes de que entrara en vigor el castigo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies