La Eurocámara, favorable al acuerdo con Cuba pero dividida en el nivel de presión sobre DDHH

 

La Eurocámara, favorable al acuerdo con Cuba pero dividida en el nivel de presión sobre DDHH

Publicado 29/05/2017 17:59:17CET

BRUSELAS, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo ha mostrado este lunes una posición general favorable a dar luz verde al acuerdo de diálogo político y cooperación cerrado entre la Unión Europea y Cuba, si bien los grupos han mostrado diferencias respecto a aprovechar esta posición para elevar el lenguaje y presión sobre La Habana para exigir reformas democráticas y respeto de los Derechos Humanos.

"La mayoría de los grupos quieren ver cambios en Cuba, es evidente, quieren ver una transformación del sistema político cubano y, sobre todo, ver una mejora de los cubanos. Es un estándar común a todos, pero no todos quieren seguir el mismo camino", ha advertido la ponente de la opinión de la comisión europarlamentaria, la socialista Elena Valenciano.

La eurodiputada ha defendido que el acuerdo de diálogo político y cooperación es "el mejor instrumento" para acompañar a Cuba en su desarrollo democrático, al tiempo que ha querido subrayar que la posición que defiende debe pronunciarse sobre el pacto en sí y no supone "en absoluto" un análisis de la situación política en el país.

Por ello, Valenciano ha apelado a la "coherencia" y sostenido que "no se puede abrir la puerta con una mano y cerrarla con la otra", en respuesta a las enmiendas presentadas para endurecer el mensaje en materia de Derechos Humanos y libertades fundamentales.

La eurodiputada socialista ha recalcado que la posición que ha redactado incluye ya referencias importantes que han "recogido el espíritu" de las exigencias en materia de Derechos Humanos y dejan claro cuáles son los "estándares internacionales que creemos que deben asumir".

Además ha avisado de que el pacto necesita también el visto bueno de La Habana, por lo que ha alertado de las consecuencias de "no tener (acuerdo), entorpecerlo o dificultarlo".

También ha recordado que 22 de los 28 Estados miembros han suscrito en el pasado y de manera bilateral hasta 90 acuerdos de diferente índole con la isla, incluso mientras ha estado vigente la Posición Común.

"Con acuerdo es más sencillo hacer lo que queremos hacer", ha señalado Valenciano, para quien sería "muy difícil" para la Unión Europea tener una posición privilegiada "cerca de la evolución" en Cuba si un acuerdo de estas características.

En este sentido, ha explicado que el pacto negociado por Bruselas con La Habana "no es un acuerdo comercial" como los que el bloque ha suscrito con otros países iberoamericanos, sino que se trata de un acuerdo sobre diálogo político y cooperación que ofrece el marco "para iniciar" el proceso que ayude a los cambios y avances democráticos.

En opinión del eurodiputado 'popular' Luis de Grandes, que en el debate de este lunes ha intervenido en nombre del Partido Popular Europeo (PPE), la resolución que acompañe la luz verde de la Eurocámara debe "entrar en matices" y abordar cuestiones "esenciales" como la exigencia de liberar a los presos políticos, aunque el lenguaje para ello pueda "dulcificarse".

De Grandes, en cualquier caso, ha señalado que el PPE quiere "apoyar inequívocamente" el dictamen favorable a ratificar el acuerdo con Cuba, porque ofrece una "oportunidad histórica".

En la misma línea se ha pronunciado el también eurodiputado del PP Ignacio Salafranca, quien ha considerado que no hay "dificultad" para dar el visto bueno al acuerdo con el que la UE quiere normalizar las relaciones con la isla, pero ha abogado por que el Parlamento europeo se pueda "manifestar" en materia de Derechos Humanos, habida cuenta de que la situación en Cuba "no es la Arcadia feliz".

El representante de Los Verdes en este intercambio, Ernest Urtasun (ICV), se ha mostrado partidario de que el acuerdo cuente con el "apoyo masivo" de la Eurocámara, y ha avisado de que tanto la UE como bloque como los Estados miembros ya trabajan en base al nuevo marco.

Por ello ha querido alertar "contra la voluntad de intentar endurecer más un texto" que, a su juicio, ya recoge de manera adecuada la preocupación mayoritaria de la UE por la situación de los Derechos Humanos.

La portavoz de Los Liberales europeos en el debate, la española María Teresa Giménez Barbant, ha pedido una posición "lo más firme posible", que deje claro que la UE desea acompañar "a los cubanos y no a la dictadura".

El texto final redactado por Valenciano y las enmiendas presentadas por los grupos se someterán al voto de esta comisión el próximo 28 de junio, con el objetivo de que la posición final sea votada por el pleno del Parlamento Europeo en julio.

Las comisiones de Desarrollo y de Comercio Internacional, cuyas opiniones no son vinculantes pero pueden ser tenidas en cuenta, votarán sus respectivas posiciones sobre el acuerdo con Cuba este mismo martes.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies