La Eurocámara pide a los gobiernos de la UE que actúen ante el riesgo para el Estado de derecho en Polonia

Publicado 29/01/2018 19:28:51CET

BRUSELAS, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo ha instado este lunes a los Estados miembro a actuar con celeridad ante el riesgo para el Estado de derecho en Polonia, una situación por la que la Comisión Europea ha pedido activar el procedimiento sancionador que, en última instancia, podría dejar a Varsovia sin derecho a voto en las decisiones de la UE.

Los Veintiocho deben "intervenir rápidamente de acuerdo a las disposiciones que establece el artículo 7(1)" del Tratado de la Unión Europea, para determinar si existe un "riesgo grave" para los valores europeos en Polonia, según una resolución adoptada por amplia mayoría (33 votos a favor, 9 en contra) en la comisión europarlamentaria.

Los eurodiputados coinciden con el diagnóstico de Bruselas en cuanto a las reformas promovidas por el Gobierno polaco y que podrían afectar a la separación de poderes, a la independencia judicial y a los Derechos fundamentales.

La Comisión Europea dio en diciembre un paso preliminar para activar el artículo 7, al dirigirse al Consejo y al Parlamento Europeo para que cumplieran sus propias evaluaciones sobre la situación en Polonia.

Si los 28 o la Eurocámara concluyeran, al igual que lo ha hecho el Colegio de Comisarios, que existe una "amenaza grave" para el Estado de derecho en Polonia, Bruselas cuenta con que también estas instituciones envíen nuevas recomendaciones a las autoridades polacas para revocar la situación.

En cualquier caso, para avanzar en el proceso es necesario que el Consejo, tras escuchar a Polonia y con el apoyo de al menos dos tercios de la Eurocámara, adopte una decisión formal para confirmar que existe un "riesgo claro de violación grave" del Estado de derecho. Esta decisión requiere una mayoría de cuatro quintos del Consejo, es decir, el apoyo de 22 de los 27 países.

La siguiente etapa, que implica reconocer que existe la violación "grave y persistente" del Estado de derecho y no solo el riesgo de que esto ocurra, necesitará la unanimidad de los Estados miembros para ser efectiva, aunque Hungría ya ha dicho que no lo apoyará.

En el caso de la Eurocámara, la posición adoptada este lunes por la comisión de Libertades Civiles se someterá al voto del pleno en una próxima sesión, aún por determinar, pero que podría ser la de este mes de febrero.