La Eurocámara pide más esfuerzos a la UE para combatir la propaganda de Rusia y del Estado Islámico

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La Eurocámara pide más esfuerzos a la UE para combatir la propaganda de Rusia y del Estado Islámico

Publicado 23/11/2016 17:33:21CET

Acusa al Kremlin de apoyar a las fuerzas anti-UE y financiar a partidos de extrema derecha y populistas

BRUSELAS, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Eurocámara ha pedido a la UE invertir más para combatir la propaganda de Rusia y del Estado Islámico, entre otras iniciativas promoviendo el periodismo de investigación y reforzando el grupo de trabajo en el Servicio Europeo de Acción Exterior encargado de la comunicación estratégica para refutar la desinformación del Kremlin, al que los eurodiputados acusan de financiar y apoyar a "fuerzas anti-UE" como partidos de extrema derecha o populistas en una resolución no vinculante, aprobada con 304 votos, 179 en contra y 208 abstenciones.

Los eurodiputados han alertado del aumento de la propaganda hostil contra la Unión Europea y sus Estados miembro que distorsionan la verdad con el objetivo de provocar dudas y divisiones en el bloque y sus socios al otro lado del Atlántico y provocar miedo en la población y piden que la UE contrarreste las campañas de propaganda de países como Rusia, pero también de la de los actores no estatales como el Estado Islámico, Al Qaeda y otros grupos yihadistas, que han crecido al calor de su propaganda en Internet.

En el caso de Rusia, los eurodiputados denuncian que el Kremlin ha aumentado su propaganda contra la UE dese su anexión ilegal de Crimea y la guerra híbrida que mantiene en el este de Ucrania empleando para ello "un amplio abanico de herramientas e instrumentos" como los grupos de opinión, estaciones de televisión multilingües como Russia Today, "pseudo agencias" y servicios multimedia como Sputnik, los medios sociales y los trolls en Internet "para desafiar los valores democráticos dividir a Europa, recabar apoyo doméstico y crear la percepción de Estados fracasados en el vecindario este de la UE".

Y denuncian que "el Kremlin está financiando a partidos políticos y otras organizaciones en la Unión Europea" y "el apoyo Rusia a fuerzas anti-UE" como partidos de extrema derecha y fuerzas populistas.

"Hay gente que constantemente repite la narrativa del Kremlin y esto es bien sabido, pero no conocemos exactamente la naturaleza de esto, si es por creencias, dinero o influencia política", ha explicado en rueda de prensa posterior al voto la eurodiputada conservadora polaca y ponente de la resolución, Anna Fotyga, que ha explicado que los eurodiputados se basan en "hechos probados" por "instituciones y expertos de investigación" y "la contrainteligencia" aunque ha admitido que no tienen "poder" para confirmar si el Kremlin financia al movimiento Cinco Estrellas en Italia, preguntado por ello.

"El movimiento Le Pen no existiría sin el apoyo el Rusia", ha agregado uno de los ponentes en la sombra del texto votado, el eurodiputado socialista austríaco, Eugen Freund, que ha considerado una equivocación equiparar "un Estado" como es Rusia, con "un grupo terrorista" como el Estado Islámico.

Los eurodiputados han instado a los Gobiernos europeos a trabajar más estrechamente para impedir que el Estado Islámico y otros grupos recluten a europeos a sus filas y para reforzar la resiliencia de la población frente a la radicalización y también defienden como opción la posibilidad de desarrollar contra-narrativas "incluido a través del empoderamiento y aumentar la visibilidad" de clérigos musulmanes con "credibilidad para deslegitimar la propaganda del Estado Islámico".

Fotyga ha confiado en que "muy pronto" haya grupo dedicado a la comunicación estratégica contra la propaganda del Estado Islámico "un poco diferente" al que ya existe para refutar la desinformación y campañas de deslegitimación de Rusia, que cuenta con apenas una decena de personas y está operativo desde septiembre de 2015, al tiempo que ha achacado "la división en el voto" en la Eurocámara del texto votado a los "problemas" y "desafíos" para contrarrestar la propaganda y al "equilibrio" de fuerzas en la Eurocámara.

En su resolución, los eurodiputados piden a la UE reforzar el grupo dedicado a la comunicación estratégica en el Servicio Europeo de Acción Exterior y darle más apoyo para reforzar la resiliencia en los países vecinos de la UE frente a la propaganda rusa y defienden el refuerzo de la cooperación en comunicación estratégica entre la UE y la OTAN.

También ven necesario invertir en promover la concienciación sobre la propaganda, en educación y los medios sociales y locales, así como en el periodismo de investigación, la alfabetización informativa y para que los ciudadanos sepan analizar críticamente el contenido de los medios, al tiempo que inciden en la importancia de adaptar la comunicación a las regiones específicas, entre otros utilizando la lengua local.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies