La Eurocámara pide negociar acuerdo de asociación con Londres tras el Brexit que incluya libre comercio

Publicado 14/03/2018 15:22:36CET

BRUSELAS 14 (EUROPA PRESS)

El pleno de la Eurocámara ha aprobado este miércoles en Estrasburgo una resolución en la que apuesta por alcanzar un acuerdo de asociación con Reino Unido que incluya un acuerdo de libre comercio para regular la relación futura entre este país y la Unión Europea tras el Brexit.

El texto, que ha sido adoptado con 544 votos a favor, 110 en contra y 51 abstenciones, propone que ese acuerdo de asociación se base en cuatro pilares: el comercio y las relaciones económicas, la seguridad interna, la cooperación en política exterior y defensa así como en áreas específicas como la educación y la investigación.

De cara a negociar el futuro acuerdo de libre comercio, los eurodiputados han avisado a Londres de que el bloque preservará la integridad del mercado interior y la indivisibilidad de sus cuatro libertades (circulación de personas, mercancías, servicios y capitales).

"Incluso países terceros con legislación prácticamente idéntica no pueden disfrutar los mismos beneficios o el mismo nivel de acceso al mercado interior que los Estados miembros", advierten en el texto, ya que las reglas, instituciones y mecanismos comunes de supervisión, ejecución y adjudicación no lo permiten.

Los eurodiputados han dejado claro que su prioridad tras la salida británica del bloque comunitario será garantizar "un tratamiento justo y equitativo" para los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido, sin discriminación entre los llegados antes de la fecha de salida y los que lo hagan durante el periodo transitorio de dos años.

En relación con el futuro de la frontera irlandesa, la Eurocámara ha dejado claro que no aceptará que los derechos de los ciudadanos a ambos lados de la isla "se vean mermados", tal y como establece el Acuerdo de Viernes Santo y han instado a Londres a buscar una solución.

En ausencia de ésta, los eurodiputados se han mostrado favorables a la propuesta de último recurso de la Comisión Europa del pasado diciembre para evitar una 'frontera dura' en Irlanda, en la que plantea la plena convergencia normativa en la isla y, en la práctica, supone mantener asociado el Ulster al mercado interior y la unión aduanera.

Los eurodiputados han fijado así sus 'líneas rojas' de cara a la negociación de un futuro acuerdo con Reino Unido tras el Brexit y a una semana de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la UE de los días 22 y 23 de marzo, en la que los líderes planean aprobar las directrices del Consejo para la negociación con Londres de un futuro acuerdo post-Brexit.

La Eurocámara tendrá que dar su consentimiento al acuerdo de salida y también al futuro acuerdo con Londres. Este último, que solo podrá sellarse una vez que Reino Unido haya salido de la UE en marzo de 2019, también requerirá del visto bueno del los parlamentos nacionales de los Estados miembros e incluso algunos regionales.