Eurodiputados denuncian que los refugiados son deportados sin poder pedir asilo

Publicado 10/05/2016 20:32:30CET

BRUSELAS, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Una delegación de eurodiputados de la Izquierda Unitaria Europa que visitó la semana pasada varios campamentos de refugiados en Turquía para conocer de primera mano cómo se está aplicando el acuerdo con la UE para deportar a todos los inmigrantes irregulares ha denunciado que los refugiados que no son de nacionalidad siria están siendo deportados "a sus países de origen" sin poder pedir asilo y que el acuerdo viola la normativa europea y no respeta el Derecho Internacional.

"Hay que dejar claro que los problemas empiezan en Grecia. Los que no son sirios no tienen ningún tipo de posibilidad de presentar una petición de asilo", ha denunciado la eurodiputada comunista alemana, Cornelia Ernst, en rueda de prensa conjunta con la eurodiputada de Izquierda Unida, Marina Albiol, y el eurodiputado de Bildu, Josu Juaristi, que también participaron en la delegación.

"En algunos casos tendrían buenas posibilidades de ser reconocidos como refugiados", ha recalcado, lamentando que el derecho de asilo "es violado tanto por parte de Grecia como en Turquía".

Ernst ha denunciado que "no hay casi nadie que esté en condiciones de hacer valer sus derechos individuales", tras lamentar que los refugiados que han visitado no tienen intérprete ni acceso a un abogado y tampoco se respetan sus derechos fundamentales e insistir en que en estas circunstancias incluso "para la mayoría de los sirios" poder pedir asilo "es muy muy difícil".

"El intercambio de refugiados entre Grecia y Turquía no se produce de conformidad con las normas internacionales", ha zanjado la eurodiputada alemana, que ha dejado claro que el acuerdo entre la UE y Turquía "va en contra" del Convenio de Ginebra y de la Carta Europea de los Derechos Fundamentales.

Albiol ha denunciado que la Unión Europea "ha contratado a Turquía para que actúe como agencia de deportación" a cambio de 6.0000 millones de euros y ha lamentado que el objetivo de la UE sea deportar a "todos aquellos que no sean de Siria", dejando claro que Turquía no es un país "seguro" y que el acuerdo es "ilegal".

La eurodiputada de IU ha denunciado la situación "absolutamente terrible" que han comprobado en el "centro de detención" que visitaron en Edirne, cerca de la frontera con Grecia, que acogía a 397 personas de hasta 40 nacionalidades sin acceso a abogados ni ONG y ha incidido en que "muchos" les denunciaron "que habían sido devueltos en caliente desde Grecia o desde Bulgaria" y fueron "directamente expulsados sin posibilidad de pedir asilo".

También ha denunciado la situación en el campo de Kirklareli, "al que llegan aquellos refugiados deportados desde las islas griegas desde la entrada en vigor del acuerdo con Turquía y que acogía a 416 personas "esperando a ser deportadas", de diferentes nacionalidades, incluidos afganos, marroquíes, de Argelia, Bangladesh y Birmania. "Se ha convertido en un centro de deportación", ha lamentado, recalcando que es uno de los seis centros "pagados con fondos de la UE".

Juaristi también ha denunciado la situación de "extremo peligro" a la que están expuestas las "casi 120.000" personas refugiadas en los dos campos en Kilis, a escasos cinco kilómetros de la frontera con Siria, que son atacadas desde ambos lados de la frontera, y ha admitido que han recogido testimonios "muy duros" como el de Husein, un menor de 15 años que fue disparado en los mulsos por los agentes de fronteras turcos para impedirle que cruzara desde Siria aunque logró atravesar y su sensación de "indignación" y "absoluto abandono" por parte de la UE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies