Evo Morales desafía a la oposición boliviana

Reuters
Actualizado 16/08/2008 10:19:15 CET

ASUNCIÓN, 16 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente boliviano, Evo Morales, se mostró ayer desafiante con la oposición de su país, un día después de que quedara truncada una ronda de diálogo político que buscaba reordenar el país después del referéndum celebrado el pasado domingo.

También atacó con dureza a la "prensa mentirosa" por asegurar que la Organización de Estados Americanos había denunciado un fraude en la votación del pasado domingo, en la que el mandatario recibió un sólido apoyo cercano al 68 por ciento, más de lo que había recibido en su elección en 2006.

En el referendo revocatorio se sometió a consulta popular el mandato de Morales y de ocho prefectos, varios de ellos opositores que buscan la autonomía de las regiones más ricas en el país más pobre de Sudamérica. "Algunos grupos empiezan a perder sus privilegios, y cada vez más se reducen, pero cada vez son más violentos y radicales contra el proceso de cambio, eso vive Bolivia, pero no me asusta", comentó Morales en una rueda de prensa en Asunción, donde llegó para el juramento del presidente paraguayo, Fernando Lugo.

"Ya no se puede parar la conciencia del pueblo boliviano. Ese sector que hablaba tanto y pedía dos tercios, ahí están los dos tercios, hablen con la conciencia del pueblo boliviano", agregó. El diálogo entre el Gobierno y prefectos opositores fue llamado por Morales tras el referendo, del que también salieron fortalecidos cuatro de los seis gobernadores que se oponen al proyecto socialista del presidente.

Pero el jueves, los dirigentes opositores acordaron llamar a un paro cívico en cinco departamentos del país por el fracaso de las discusiones, pero Morales eludió responder sobre esa acción. El mandatario sí reiteró su oferta para dotar de autonomía a los pueblos en una nueva Constitución, pero insistió en que debe ser autonomía "para los pueblos" y no "para las logias".

PRENSA

Morales se reunió durante su estancia en Asunción con el secretario General de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, para aclarar versiones de la prensa boliviana acerca de la opinión del organismo sobre la transparencia del referendo. "Es parte de la mentira (...) ¿En qué elecciones no hay algún pequeño problema? (...) El representante de la OEA comentó que había habido un pequeño problema, pero la prensa dijo que la OEA reconocía que había un fraude electoral", dijo Morales.

"El secretario general (Insulza) estaba no solamente indignado, sino que condena esta clase de mentiras de algunos medios de comunicación en Bolivia", agregó. Insulza dijo que los medios habían dicho "una barbaridad". "Públicamente he saludado al presidente Evo Morales por su victoria y también a los prefectos que habían sido ratificados (...) estoy contento por la forma en que se realizó la elección", aseguró.

Más tarde, manifestó molestia por los rumores y reiteró que la OEA, con sus 34 países miembros, reconoció la validez del referendo revocatorio. "Frente a la denuncia de algunas irregularidades (...) lo que plantea la OEA es que los mecanismos electorales en todos los países pueden ser perfeccionados, y la organización siempre está en total disponibilidad de cooperar en estos desafíos de mejoramiento institucional", dijo Insulza en un comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies