El ex espía ruso Sergei Skripal recibe el alta médica once semanas después de su exposición al Novichok

Hospital de Salisbury
REUTERS / PETER NICHOLLS
Actualizado 18/05/2018 11:57:41 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El ex espía ruso Sergei Skripal ha recibido este viernes el alta médica tras once semanas ingresado por exposición a un agente nervioso el pasado 4 de marzo, en el principio de una de las mayores crisis diplomáticas de los últimos años entre Reino Unido y Rusia.

Skripal y su hija Yulia ingresaron en estado crítico en el hospital de Salisbury después de ser hallados inconscientes en un banco de un parque de esta localidad del sur del país.

Junto a ellos fue ingresado el agente de Policía Nicholas Bailey, todos expuestos a un agente identificado por los servicios de seguridad británicos -- y corroborado posteriormente por los investigadores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) --, como Novichok, de fabricación soviética.

Las autoridades de Reino Unido han culpado a Rusia de ser la responsable del ataque con el gas nervioso, una acusación que Moscú ha rechazado.

El alta de Skripal ha sido confirmado por la directora del hospital de Salisbury, Cara Charles-Barks. "Es una noticia fantástica que Sergei Skripal esté lo suficientemente bien como para abandonar el hospital", segun el comunicado recogido por el 'Salisbury Journal'.

La directora del Departamento de Enfermería del hospital, Lorna Wilkinson, ha pronosticado que se Skripal, de 66 años, se enfrenta ahora a "una etapa importante en su recuperación, que ahora tendrá lugar fuera del hospital", en un lugar no revelado.

Su hija Yulia, de 33 años, recibió el alta el pasado 10 de abril, y también se encuentra en paradero desconocido. Bailey abandonó el hospital solo tres semanas después de su ingreso.

Skripal fue condenado a prisión en Rusia por ser un agente doble y se benefició de un canje de espías acordado por Estados Unidos y Rusia. Tras el canje, Skripal fue acogido por Reino Unido, donde ha estado residiendo de manera legal. Su hija Yulia llegó a Salisbury a visitarle desde Moscú, donde reside, justo el día antes de que los dos quedaran inconscientes por la exposición al agente.

Contador