El ex ministro de Petróleo revela un supuesto intento de Maduro de llegar a "acuerdos" con EEUU

Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 29/01/2018 14:42:50CET

Ramírez acusa a Maduro de "desmantelar" el legado de Chávez y de provocar la actual crisis por su "falta de capacidad"

CARACAS, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Petróleo de Venezuela Rafael Ramírez ha revelado en una carta publicada por el diario 'Panorama' que el Gobierno de Nicolás Maduro ha realizado en los últimos años varios intentos de llegar a "acuerdos" de tipo económico con Estados Unidos, a pesar de los duros ataques contra Washington en sus declaraciones públicas.

"El Gobierno, de manera secreta, ha tratado de establecer algún tipo de pacto con el imperio, pero éste quiere la entrega de todo", ha dicho el también ex presidente de la petrolera estatal PDVSA, usando el término con el que Maduro y su Gobierno suelen referirse a Estados Unidos.

Según Ramírez, "emisarios especiales y ministros han ido al norte a ofrecer acuerdos". "Se ofrecen oportunidades petroleras", ha contado y ha señalado que "en Nueva York era conocido que dos ministros fueron a hablar con Exxon Mobil a ofrecer arreglos para volver a la Faja Petrolífera (del Orinoco), incluso explotar de conjunto las áreas limítrofes". "Han hecho de todo", ha enfatizado.

Sin embargo, estos supuestos contactos no fructificaron porque, de acuerdo con Ramírez, "ni siquiera los recibió el presidente de la empresa". "Las transnacionales lo quieren todo", ha criticado.

Ramírez también ha asegurado que el Gobierno busca "una connivencia de intereses" con la oposición venezolana, señalando en concreto a Acción Democrática (AD) y Un Nuevo Tiempo (UNT). El ex ministro ha aclarado que se trata de "un nuevo pacto, no el que se discute en República Dominicana", y que "ya se ha cerrado con factores de la oposición".

Todo ello como parte de "un desastre que está dirigido a entregar PDVSA y nuestra política petrolera a las transacionales y los nuevos grupos económicos, como sucedió tras la caída de la Unión Soviética", ha lamentado.

MADURO VS CHÁVEZ

Para Ramírez, este acercamiento a "enemigos" tradicionales de la Revolución Bolivariana, como son Estados Unidos y la oposición, se debe a un intento desesperado de encontrar una solución a "la terrible crisis económica y social" que sufre Venezuela por "la falta de capacidad en la conducción de los asuntos del Estado, además de una prepotencia y desconexión de la realidad".

El antiguo jefe de la industria petrolera de Venezuela --la principal fuente de ingresos del país-- no ha dudado en señalar a Maduro como responsable personal de esta "tragedia". Ramírez ha acusado al actual presidente de "desmantelar" el legado del fallecido Hugo Chávez, rodeándose de "aduladores de oficio" sin importar "su capacidad, conocimiento o convicciones revolucionarias".

En su opinión, ello ha dado lugar a "cinco años llenos de iniciativas fallidas e improvisadas, con la subsecuente ineficacia o incapacidad del Gobierno en la gestión de soluciones a los problemas del pueblo". "El tema económico ha sido el talón de Aquiles de este Gobierno", ha afirmado y ha denunciado un "saqueo" en PDVSA del que ahora, ha reprochado, se quiere acusar a la corrupción en la etapa anterior: "Son mentiras, patrañas".

Más allá de la situación en Venezuela, Ramírez ha responsabilizado a Maduro de fragmentar el 'chavismo' enfrentando a los colaboradores del ex presidente y a los suyos y persiguiendo a las voces disidentes, incluida la del propio Ramírez. "Es un Gobierno que no emociona a nadie, que vive de la etiqueta, de las conspiraciones, de un escándalo tras otro, del miedo", ha aseverado.

"PERSEGUIDO POLÍTICO"

Ramírez ha considerado que en su caso se ha convertido en un "perseguido político". El fiscal general, Tarek William Saab, le ha acusado de generar pérdidas en PDVSA de hasta 4,8 millones de dólares por cerrar acuerdos fraudulentos en Europa y ha avanzado que en los próximos días solicitará una orden de detención en su contra a la Policía Internacional (Interpol).

El ex ministro tuvo que dimitir el pasado mes de diciembre por "deseo" de Maduro como embajador venezolano en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, cargo al que llegó después de dar varios tumbos por, según cuenta en 'Panorama', la insistencia del nuevo Gobierno en sacarle de PDVSA.

"Se me quiere escarmentar, sentar un precedente, quien se atreva a disentir será condenado al ostracismo y se arriesga a cualquier cosa", ha afirmado. "Si el comandante Chávez hubiese tenido alguna duda respecto a mi conducta, honestidad, lealtad o convicciones revolucionarias, me hubiese sacado del Gobierno", ha enfatizado.

Así las cosas, ha hecho responsable a Maduro de lo que le pueda pasar a él o a su familia: "Cuando se desatan los demonios cualquier cosa puede suceder".