El ex primer ministro de Pakistán Nawaz Sharif apela su condena por corrupción

Nawaz Sharif
REUTERS / FAISAL MAHMOOD - Archivo
Publicado 16/07/2018 15:27:44CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex primer ministro de Pakistán Nawaz Sharif ha presentado este lunes una apelación contra su condena por corrupción, tres días después de ser detenido a su llegada al país, según han recogido los medios locales.

Sharif ha presentado la apelación junto a su hija Maryan Nawaz --detenida junto a él-- y su yerno, Mohamad Safdar, todos ellos sentenciados a penas de cárcel en el mismo caso.

Las apelaciones reclaman que el Tribunal Supremo de Islamabad anule el veredicto en el caso, suspenda el veredicto hasta el final del proceso de apelaciones, y trasladen el caso a otro tribunal.

Un tribunal ha condenado al ex primer ministro, a su hija y a su yerno por el 'Caso Avenfield', relativo a la compra de cuatro lujosos apartamentos en Londres que aparecen en los llamados 'Papeles de Panamá'.

Sharif ha sido condenado a diez años de cárcel y una multa de unos diez millones de euros, mientras que su hija ha recibido siete años de prisión y una multa de dos millones y medio de euros. El yerno de Sharif, Safdar Awan, fue detenido el domingo tras su condena a un año de cárcel en relación con el mismo caso.

El ex primer ministro aseguró el 11 de julio que se disponía a regresar a Pakistán, a pesar de que era consciente de que tenía "una celda delante".

Sharif anunció en julio del año pasado su dimisión después de que el Tribunal Supremo haya ordenado descalificarle en el marco del caso abierto contra el mandatario por corrupción en relación con las revelaciones de los 'Papeles' sobre la fortuna de su familia.

El tribunal de la Oficina Nacional de Rendición de Cuentas (NAB) acusó a Sharif y su familia de lavado de dinero y de ser incapaces mostrar legítimamente la pista de dinero para la compra de estas propiedades de lujo en Londres, la mayoría a mediados de la década de 1990.

Sharif fue destituido por el Tribunal Supremo en julio de 2017 y se le prohibió el ejercicio de cargo público por ser considerado "deshonesto" al no informar sobre un ingreso mensual de una compañía propiedad de su hijo.

La decisión contra la familia Sharif llega en un momento de intensificación de la sospecha de una nueva intromisión del Ejército en la política antes de las urnas. De hecho, Sharif había denunciado los procedimientos judiciales en su contra tenían motivos políticos y una caza de brujas judicial bajo la mano oculta de los militares, la gran fuerza dominante del país, y que terminaron con segunda etapa de Sharif en el poder en 1999 a través de un golpe de Estado incruento.