El excandidato presidencial Abul Futuh se une al boicot a las elecciones parlamentarias en Egipto

Publicado 04/02/2015 22:07:21CET

EL CAIRO, 4 Feb. (Reuters/EP) -

Un líder opositor egipcio y excandidato presidencial Abdel Moneim Abul Futuh ha anunciado este miércoles la intención de su formación, el Partido Fuerte de Egipto, de boicotear las próximas elecciones parlamentarias del 22 y 23 de marzo debido a la falta de credibilidad democrática del actual sistema.

"Dada la ausencia de una atmósfera democrática adecuada en la que haya una competición electoral, el partido ha decidido boicotear los comicios", ha informado en un comunicado el Partido Fuerte de Egipto. El año pasado, Abul Futuh había acusado a las autoridades egipcias de crear una "república del miedo".

Este anuncio se une a la campaña de boicot anunciada por Corriente Popular, una fuerza política laica promovida por el también excandidato presidencial Hamdin Sabahi, quien aseguró que evitarían las elecciones en protesta por el clima político que vive el país.

Por su parte, Al Dostour, el partido liderado por el exdirector de la Agencia Internacional Para la Energía Atómica (AIEA) Mohamed El Baradei, no ha confirmado si se sumará a la campaña.

Las elecciones se celebrarán en dos fases en marzo y abril. El Gobierno de Abdelfattá al Sisi espera que estos comicios proporcionen estabilidad política y económica, después de casi cuatro años de agitación tras las revueltas populares de 2011 que derrocaron a Hosni Mubarak.

El Cairo entiende las votaciones como una última prueba de la 'hoja de ruta' hacia la democracia anunciada tras el golpe de Estado que derrocó al Gobierno del islamista Mohamed Mursi, primer presidente electo de Egipto.

Como jefe del Ejército, Al Sisi derrocó a Mursi tras las protestas masivas contra de su Gobierno y, posteriormente, fue elegido presidente de Egipto en unas elecciones marcadas por la prohibición de los Hermanos Musulmanes.

Desde entonces, islamistas y activistas liberales, incluyendo muchos que apoyaron la destitución de Mursi, han sido encarcelados. Al Sisi aseguró esta semana que la ciudadanía tiene derecho a protestar, pero advirtió de los daños en la economía que pueden provocar las manifestaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies