Una exministra británica propone celebrar un segundo referéndum sobre el Brexit

Manifestantes contra el Brexit en Londres
REUTERS / HANNAH MCKAY - Archivo
Actualizado 16/07/2018 13:10:40 CET

LONDRES, 16 Jul. (Reuters/EP) -

Justine Greening, exministra británica de Educación, ha propuesto la celebración de un segundo referéndum sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) para poner fin a la coyuntura actual por las divergencias políticas sobre cómo abordar este proceso.

Greening, que abandonó en enero el Gobierno liderado por la primera ministra, Theresa May, ha subrayado que la estrategia negociadora de May no está satisfaciendo ni a los que quieren una salida clara de la Unión Europea ni a los que se oponen al Brexit.

"Sacaremos de la UE a los partidarios de la permanencia por un acuerdo que conlleva que hay que seguir cumpliendo muchas normas de la UE pero sin darles opción a influir", ha afirmado Greening, en un artículo publicado en el diario 'Times'.

"No es lo que quieren y, como si esto fuera poco, cuando escuchan a los que votaron por la salida decir que están insatisfechos, se preguntan: ¿Por qué motivo? Para los partidarios de la salida, el acuerdo no cumple con la salida de la UE que ellos querían", ha indicado la exministra.

Un portavoz de May ha subrayado este lunes que los electores británicos ya se pronunciaron en 2016 y que no habrá una nueva consulta sobre la salida de la Unión Europea. "El público británico ha votado a favor de abandonar la Unión Europea. No va a haber un segundo referéndum.. bajo ninguna circunstancia", ha dicho el portavoz de la jefa del Gobierno británico, en declaraciones a la prensa.

May ya había descartado anteriormente la convocatoria de una nueva votación sobre el Brexit, tras el referéndum de 2016 en el que el 'sí' al abandono de la Unión Europea se impuso con el 52 por ciento de los sufragios, frente al 48 por ciento logrado por el bando que apoyaba la permanencia.

Su estrategia de negociación del Brexit, que persigue una relación cercana con la Unión Europea después de que Reino Unido abandone el bloque comunitario en marzo de 2019, fue aprobada por su gabinete tras dos años de disputas. Poco después, dos ministros presentaron su dimisión por divergencias con la estrategia marcada por May.

May está ahora afrontando la que podría ser una rebelión por parte de los defensores del Brexit en el seno del Partido Conservador, que podrían intentar hacer fracasar su estrategia cuando se voten este lunes las enmiendas sobre la legislación que amparará el régimen aduanero tras el Brexit.

Sin embargo, la jefa del Gobierno británico ha advertido de que los parlamentarios que no estén satisfechos con su estrategia pueden apoyarle o arriesgarse a que finalmente no haya un proceso de Brexit.

Greening ha afirmado que, teniendo en cuenta las divisiones en las filas de los 'tories' y en el opositor Partido Laborista sobre cómo abordar el Brexit, debería haber otro referéndum para que los británicos puedan elegir entre los planes de May, una salida "sin acuerdo" de la UE o la permanencia en el bloque comunitario.

"La única solución es sacar la decisión final del Brexit de las manos de los políticos atascados, lejos de acuerdos de trastiendas, y dársela de nuevo al pueblo", ha subrayado.