El exministro del Interior de Malaui Uladi Mussa se entrega a las autoridades, que le investigan por corrupción

 

El exministro del Interior de Malaui Uladi Mussa se entrega a las autoridades, que le investigan por corrupción

Publicado 07/03/2017 5:57:50CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente en funciones del Partido del Pueblo de Malaui y exministro del Interior Uladi Mussa se ha entregado este lunes a las autoridades en medio de las investigaciones por la entrega fraudulenta de la ciudadanía a decenas de extranjeros.

Mussa ha reconocido que entregó los pasaportes a 50 ciudadanos extranjeros, afirmando que lo hizo bajo su competencia como ministro del Interior, según ha informado el diario local 'The Times'.

La Oficina Anticorrupción ha abierto una investigación contra él, si bien ha destacado que no puede arrestarle debido a que cuenta con inmunidad parlamentaria.

Mussa es sospechoso de aceptar sobornos a cambio de la entrega de los pasaportes, si bien el exministro ha afirmado que "desconoce por qué se ha abierto una caza contra él".

Así, ha argumentado que firmaba las peticiones de ciudadanía tras la aprobación de la Policía y las autoridades migratorias, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

Hace apenas dos semanas, el presidente de Malaui, Peter Mutharika, cesó a su ministro de Agricultura, George Chaponga, por su presunta implicación en un caso de corrupción.

El cese tuvo lugar un día después de que la Oficina Anticorrupción realizara un registro en la vivienda del ministro en la capital, Lilongwe, y se incautara 166 millones de kwachas (unos 217.000 euros) en distintas monedas.

Una semana antes, las oficinas de Chaponga en la capital fueron escenario de un incendio, sin que por el momento se conozcan las causas.

Días antes, una comisión de investigación creada por Mutharika afirmó que Chaponda es sospechoso de estar involucrado en prácticas "inapropiadas y corruptas" en un acuerdo de compra de 100.000 toneladas de maíz a Zambia.

El ministro es sospechoso de no haber seguido los procedimientos de compra, y documentos filtrados en diciembre apuntan a irregularidades en la misma, con el pago de trece millones de dólares (alrededor de 12,3 millones de euros) por encima del precio real.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies