Éxodo de civiles del este de Alepo mientras los rebeldes se desmoronan

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Éxodo de civiles del este de Alepo mientras los rebeldes se desmoronan

Civiles huyen de la ofensiva sobre el este de Alepo
ABDALRHMAN ISMAIL/REUTERS
Publicado 28/11/2016 18:16:08CET

Los insurgentes habrían perdido el norte del territorio que controlaban en la ciudad desde 2012

BEIRUT, 28 Nov. (Reuters/EP) -

Miles de civiles han abandonado en las últimas horas el este de Alepo coincidiendo con la aplastante ofensiva del Ejército sirio y sus aliados, que este lunes han arrebatado una parte importante del territorio que controlaban los rebeldes en la ciudad, en la mayor derrota desde 2012 sufrida por estos y que amenaza con hacer caer la segunda ciudad del país.

Dos oficiales rebeles han indicado que los insurgentes, que están sufriendo intensos bombardeos tanto desde el aire como desde tierra, se han retirado de la parte norte del este de Alepo a una línea de frente más defendible a lo largo de una gran arteria, después de que las pérdidas amenazaran con dividir en dos su enclave.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha señalado que la parte norte del este de la ciudad que han perdido los rebeldes equivale a más de un tercio del territorio que estos controlaban, calificándolo como la mayor derrota en Alepo desde 2012.

La toma del este de Alepo sería la mayor victoria para el presidente sirio, Bashar al Assad, desde el inicio del levantamiento en su contra, en 2011, restaurando su control sobre el conjunto de la ciudad, al margen de la zona que ahora dominan las milicias kurdas, que hasta la fecha no se han enfrentado con el régimen.

Para Al Assad, recuperar Alepo reforzaría su control sobre los principales centros de población del oeste de Siria donde él y sus aliados han centrado su poderío, mientras que buena parte del resto del país sigue fuera de su control.

También sería una victoria para sus aliados, Rusia e Irán, que han conseguido imponerse a Occidente y a los enemigos regionales de Al Assad mediante la intervención militar directa.

"Lo que ha ocurrido en los dos últimos días es un gran logro estratégico por parte del Ejército sirio y sus aliados", ha declarado un integrante de una milicia pro gubernamental en Alepo. Según los rebeldes, sus patronos extranjeros, incluido Estados Unidos, les han abandonado a su suerte.

Al Assad, cuyos partidarios también incluyen al partido-milicia chií libanés Hezbolá, ha ido cerrando el cerco gradualmente sobre el este de Alepo en el último año, primero cortando la línea de subsistencia más directa a Turquía, antes de rodear por completo el este, y lanzar un gran asalto en septiembre.

El servicio de información militar gestionado por Hezbolá ha afirmado que la parte norte del este de Alepo está ya bajo control pleno del régimen. Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso ha informado de que alrededor del 40 por ciento de la parte oriental de la ciudad ha sido "liberada" por las fuerzas gubernamentales.

RETIRADA DEFENSIVA

Entretanto, oficiales de dos grupos rebeldes en Alepo han confirmado que los rebeldes se han retirado a zonas que pueden defender con más facilidad, especialmente tras perder la zona del complejo de viviendas de Hanano el sábado.

"Es una retirada por el bien de ser capaces de defender y reforzar las líneas de frente", ha explicado un oficial del grupo rebelde Jabha Shamiya a Reuters.

La televisión estatal siria ha informado, citando fuentes militares, que el Ejército y sus aliados se han hecho con el barrio de Al Sajour. Según el oficial de Jabha Shamiya, parte del mismo ha sido evacuada para que se convierta en la nueva línea de frente.

Por su parte, las Unidades de Protección Popular (YPG), la principal milicia kurda siria, que controla el distrito de Sheij Maqsud, se ha hecho con otras dos áreas evacuadas por las fuerzas rebeldes. Las YPG, que cuentan con el respaldo de Estados Unidos en la lucha contra Estado Islámico, se han mostrado hostiles a los grupos rebeldes en Alepo.

Algunos rebeldes han acusado a las YPG de conspirar con el Gobierno en su avance, un señalamiento hecho antes contra los kurdos presentes en Alepo y que estos han desmentido previamente. Pero otro oficial rebelde ha señalado que las YPG entraron en las zonas el domingo por la noche, de acuerdo con los insurgentes.

Mientras que algunos rebeldes en Alepo han recibido apoyo de países como Turquía, Arabia Saudí, Qatar y Estados Unidos durante el conflicto, aseguran que sus apoyos les han fallado a medida que Al Assad y sus aliados desencadenaban su enorme potencial militar.

"La situación es muy mala y la razón son los bombardeos a todas horas con todo tipo de armas", ha explicado Abdul Salam Abdul Razaq, portavoz militar del grupo Nur al Din al Zinki, una de las principales facciones rebeldes en Alepo.

"Sigue habiendo intensos combates ahora y el régimen y sus partidarios están destruyendo zonas completas para permitirse avanzar", ha denunciado en declaraciones a Reuters. Otro combatiente ha reconocido que hay una fuerte pérdida "en personas y munición".

El grupo de Defensa Civil en Alepo, una organización de rescatistas que trabaja en las zonas rebeldes, ha advertido de que solo les queda el combustible que hay actualmente en sus vehículos y equipos. En un comunicado, han alertado de un "inminente desastre humanitario" para los civiles atrapados en el este de Alepo, ya que no tienen acceso a alimentos, medicinas y otros bienes de primera necesidad.

HUÍDA DE CIVILES

Los combates han obligado a miles de residentes a huir del este de Alepo. Algunos se han trasladado al distrito de Sheij Maqsud, mientras que otros han cruzado a la parte occidental, controlada por el Gobierno, y otros se han ido a las zonas que aún controlan los rebeldes.

La Media Luna Roja Siria (SARC) ha registrado a 4.000 personas en el distrito de Jibreen, en el oeste de Alepo y bajo control gubernamental, que han huido en los últimos días desde este, según ha informado el portavoz humanitario de la ONU, Jens Laerke. Según ha dicho, la SARC les está ofreciendo a muchos alimentos y otra ayuda.

Mohamad Sandeh, miembro del consejo rebelde de la ciudad de Alepo, ha señalado a Reuters que hay muchas personas en movimiento pero que siguen en las zonas de la ciudad que aún controlan los rebeldes. "Los bombardeos siguen siendo intensos. Hay un gran desplazamiento en los barrios orientales. Van hacia las zonas que están más allá" de la línea de frente, ha afirmado. "Hay temor de que el régimen avance aún más", ha reconocido.

Entre 6.000 y 10.000 civiles han huido del este de Alepo hacia el distrito de Sheij Maqsud, ha informado el líder del partido kurdo sirio Partido Unión Democrática (PYD), Salih Muslim.

"Los civiles están llegando de forma masiva a estas zonas que son más seguras que las otras (...) hasta ahora entre 6.000 y 10.000 personas han huido a la zona y las YPG (las milicias kurdas sirias) y las demás personas les reciben y les mantienen ahí", ha explicado a Reuters por teléfono.

El Observatorio ha señalado que varios miles de personas más han cruzado las líneas de frente en otras partes del este de Alepo y han sido trasladados a zonas bajo control gubernamental del oeste de Alepo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies